¿Te suenan las siglas ASMR? Están en boca de todos después de que Netflix lo ‘petara’ con un documental sobre este fenómeno de internet.  Nos referimos al acrónimo de Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, que no es otra cosa que ver vídeos en YouTube mientras alguien hace sonidos de todo tipo, provocándonos una sensación relajante.

Pueden ser cosas tan simples como cepillarse el pelo o pasar la brocha de maquillaje por la mejilla y su poder es casi hipnótico porque en la plataforma ya hay auténticas estrellas del ASMR.

Es algo que no para de crecer, que cada vez tiene más seguidores y que incluso ha llegado a España. Por ejemplo, como es el caso de una youtuber llamada Ana Muñoz, con más de un millón y medio de suscriptores y millones de visualizaciones en sus vídeos, los cuales ya se han convertido en casi una herramienta terapéutica contra el estrés. Su técnica consiste, básicamente, en el susurro, algo que dominan casi todas las personas que están arrasando en YouTube haciendo este tipo de vídeos. Y hace sonidos como pintarse las uñas, por ejemplo. Pero también hay personas que cortan jabón con un cuchillo o aprietan un muñeco de gomaespuma. ¡Cualquier cosa vale!

¿Qué dicen los expertos sobre este fenómeno?

Esa respuesta placentera ante este tipo de estímulos es un fenómeno biológico que, según los especialistas que ya se centran en estudiar este fenómeno, no es más que la satisfacción que siente nuestro cerebro ante determinados sonidos. Es como escuchar música pero sin necesidad de tener mucho arte. Aunque igual algo de talento para provocar estas reacciones sí que hay que tener…

Está claro que no todo el mundo reacciona de la misma manera frente a un mismo estímulo, así que es muy probable que algunos de los sonidos que a otros les relajan a ti no te hagas ni cosquillas. Pero todo es cuestión de probarlo porque hay quien dice que ciertos sonidos provocan una sensación parecida a un orgasmo. Esto tampoco nos lo terminamos de creer… ¿A quién le puede resultar placentero el sonido de los accesorios que utiliza el dentista?

Objetivos del ASMR

Este fenómeno nació en YouTube pero ya ha dado el salto a otras redes sociales como Instagram o TikTok. El objetivo principal de este tipo de vídeos es lograr que las personas que los ven se relajen. Muchos creadores de este contenido, como la mencionada Ana Muñoz, pretenden ayudar a otras personas a descansar o a dormirse antes.

personalizado

¡Hay de todo!

Los susurros son la base del ASMR pero a veces ni siquiera es necesario hablar para provocar al espectador esa sensación placentera de relajación. Es como ir al spa y acabar en la camilla de masajes, que el masajista siempre nos habla suave para no alterarnos. Sin embargo, estas personas no te tocan más que con palabras y, sobre todo, sonidos.

Hay profesionales de esto en internet a poco que hagas un par de búsquedas. Maquillarte, cortar jabón, ‘estar’ en la sala del dentista… Puedes encontrar todo tipo de situaciones en las que en tu vida normal nunca pensarías que te pudieran evadir del mundo pero que en estos vídeos son de lo más frecuentes.

Y hay desde publicaciones de pocos minutos a otras de varias horas, en las que no hay más que unas uñas arañando un bolso o unos dedos pasando las páginas de un libro. Casi cualquier sonido que se te pase por la cabeza, ya está inventado para esta ‘terapia antiestrés’.

Micrófonos especiales

Al tratarse de sonidos muy suaves y de susurros todo el tiempo, este tipo de vídeos se graban ya con micrófonos especiales, bastante más sensibles que los normales, para captar casi hasta el vuelo de una mosca.

Por eso, siempre se recomienda escuchar estos vídeos con los auriculares puestos, para así poder captar todos los matices. Además, es mejor que le pongas un poco de volumen -con cuidado de no excederte- para poder entender bien todo, ya que están grabados a un tono tan bajito que para muchas personas es casi imperceptible a un volumen normal de escucha.

Te sorprenderá cómo te puede resultar relajante un gesto que, por lo general, nos suele molestar bastante, como es escuchar comer a alguien a nuestro lado. Pues bien, en este caso, ver y escuchar cómo muerde una joven unas patatas fritas te puede ayudar a conciliar el sueño. ¡Alucinante!

Interés de los especialistas

El fenómeno del ASMR, que entre los adolescentes ha causado sensación, también ha despertado el interés de los especialistas, que consideran que esta sensación placentera y relajante puede ayudar a mejorar el ánimo de las personas e incluso a mitigar el dolor, algo así como los efectos que se logran gracias a terapias como la meditación.

Los investigadores han encontrado la ‘ciencia’ de este fenómeno en varios factores:

  • Los susurros.
  • La atención personalizada porque siempre hablan de tú.
  • Los sonidos crujientes que atrapan nuestra atención.

Pero, como ya hemos dicho, no todo el mundo siente los sonidos con la misma intensidad ni a todos les causa el mismo efecto. Dicen los psicólogos que si no sientes el ASMR es porque no lo tienes y da igual que te hagan el pino puente en los vídeos, que no vas a sentir nada. Pero, si tu respuesta es positiva ante este tipo de vídeos, puedes encontrar un estímulo antiestrés maravilloso.

Aunque también advierten los expertos de que esto puede ser un arma de doble filo porque, igual que hay quien siente placer al escuchar estos sonidos, hay otras personas en las que provoca una respuesta pero no precisamente positiva, lo que quiere decir que puede despertar en ellas ira o rabia. Por ejemplo, con esos vídeos en los que se rozan los cubiertos entre sí, un ruido que a muchas personas les pone muy nerviosas.

Como ves, puedes encontrar de todo y no siempre se cumple eso de que tu respuesta será de relajación pero, oye, si a ti te parece placentero escuchar cómo alguien rasca todo tipo de superficies con sus uñas, no seremos nosotros quienes te lo discutan…

Dejar respuesta