Quentin Tarantino es un director diferente que ha marcado a toda una generación. Una de sus principales virtudes es que sabe resucitar a actores que no pasan por el mejor momento de su carrera. Como es el caso de John Travolta en la película que vamos a ver en la entrada de hoy. Pero se habla mucho menos de su habilidad para elegir las canciones de sus obras. A continuación, descubriremos la banda sonora de Pulp Fiction y conoceremos sus principales temas.

¿Cómo elige Tarantino las canciones para sus B.S.O.?

La mayoría de los directores escriben las escenas y después deciden la mejor banda sonora para acompañar a la trama. Pero Tarantino no es como la mayoría. De hecho, su proceso es justo al contrario, ya que su obsesión por el cine solo es superada por la música. En cuanto tiene en mente una nueva película, se adentra en su discoteca y se pasa días escuchando canciones. Solo cuando tiene claro los temas puede empezar a desarrollar el guion.

Por ejemplo, en 1992 se encontraba en Holanda trabajando en Pulp Fiction. Ya había seleccionado algunas canciones, pero pasaba por un enorme bloqueo creativo. Así que decidió dar una vuelta y entrar a curiosear en una pequeña tienda de discos. Allí vio un vinilo de Urge Overkill que tenía una versión de Girl, You’ll Be A Woman Soon de Neil Diamond. Y tras escucharla corrió a su hotel para escribir una de las mejores escenas de esta película.

masmovilescritorio

¿Cómo es la banda sonora de Pulp Fiction?

En el sur de california surgió durante la primera mitad de los años 60 un subgénero conocido como el surf rock, mezcla de ambos estilos. Sin embargo, tras alcanzar una enorme popularidad cayó pronto en el olvido. Hasta que Quentin Tarantino rescató la canción Misirlou y la convirtió en uno de los mayores éxitos del Billboard de 1994.

La B.S.O. de Pulp Fiction volvió a poner de moda el surf rock californiano. Aunque el agradecimiento es reciproco. Posiblemente, no funcionarían tan bien las escenas de la película sin los riffs pegadizos y los saxofones desenfrenados. ¿Por qué eligió este estilo si no hay ni un grano de arena de playa?

personalizado

Según dijo en una entrevista hace tiempo, la música surfera le transmitía mucho más. Algo parecido a lo que eran las guitarras eléctricas en la obra de Ennio Morricone. Proporciona un sonido épico y pop al mismo tiempo. Y de igual forma que el jazz es genial para ambientar New York, pensó que el rock surf era perfecto para Los Angeles.

Pero hay espacio para mucho más. En la banda sonora de Pulp Fiction encontramos también temas rockabilly, twist, soul, funk y pop de la década de los 50. Lo que sí tienen en común es que todas las canciones pertenecen a las caras B. No hay ningún hit, por lo que podría decirse que son los marginados de los grandes éxitos de la música norteamericana. Como es el caso de Comanche de The Revels o You Never Can Tell de Chuck Berry.

Los mejores momentos de la B.S.O. de Pulp Fiction


Misirlou de Dick Dale

Ya con los créditos iniciales podemos disfrutar de una canción rockera con estilo retro tan del gusto de Tarantino. Se trata de Misirlou de Dick Dale, con un riff de guitarra característico que nos permite reconocerlo al instante. Tiene sus orígenes en uno de los temas del folklore tradicional griego. Y hasta los Beach Boys la han interpretado.

 

Girl, You’ll be a woman soon de Urge Overkill

Otro momento memorable es la sobredosis que Mia Wallace (Uma Thurman) sufre mientras Vincent Vega (John Travolta) está en el baño. En ese momento suenan los acordes de Girl, You’ll be a woman soon de Neil Diamond. Aunque en esta ocasión se trata de una versión que corre a cargo de Urge Overkill. Una canción romántica y muy potente que resalta el dramatismo de la escena.

Comanche de The Revels

Butch, un exboxeador con muy mala suerte interpretado por Bruce Willis, consigue escapar de un grupo de sadomasoquistas que no pretendían hacer nada bueno con él. Pero en mitad de su huida se da la vuelta para ayudar a Marcellus Wallace (Ving Rhames). Con el que comparte un turbio pasado en común. Y justo ahí empieza a escucharse la canción Comanche de The Revels. Con un estilo surf rock, da lugar a una escena brutal cargada de violencia y frases memorables. Como aquella relacionada con el trasero y el medievo.

Bullwinkle Part II de The Centurians

Otra de las situaciones más explicitas de la cinta es cuando Vincent tiene un viaje debido al uso de las drogas. Para hacernos una idea de lo que siente el personaje, Tarantino elige la canción Bullwinkle Part II de The Centurians. Un tema onírico y psicodélico que rebaja en gran medida la crudeza visual que nos muestra.

You Never Can Tell de Chuck Berry

Y llegamos al momento cumbre de la BSO de Pulp Fiction. Exacto, seguro que estabas echando en falta la escena en la que Vincent y Mia se marcan un baile de twist al ritmo de You Never Can Tell de Chuck Berry. Un tema clásico de unos de los artistas de rock más reputados de todos los tiempos. Que al igual que los buenos vinos, parece que no le afecta para nada el paso de los años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here