Con la llegada del coronavirus numerosos países están tomando medidas para prevenir el contagio. Se han cancelado los eventos deportivos y otros espectáculos multitudinarios, limitado el acceso a los medios de transporte e incluso la incorporación a los espacios de trabajo.

Por suerte, las nuevas tecnologías digitales nos permiten realizar las tareas profesionales con total seguridad desde nuestro hogar. ¿Será muy aburrido? ¿Me costará concentrarme? ¡No te preocupes! Ya que en la entrada de hoy vamos a hablar de la mejor música para trabajar desde casa que existe. ¡Comenzamos!

Música relajante para trabajar

Los primeros estudios sobre el efecto de la música en el trabajo se llevaron a cabo en la década de los 70 del siglo pasado. Ya por aquel entonces quedó demostrado que escuchar canciones relajantes incrementa en gran medida la productividad, sobre todo en ambientes industriales con mucho ruido. Y además, reduce considerablemente los niveles de estrés laboral.

¿Cómo debe ser la música para trabajar?

La música tranquila para trabajar es la más aconsejable, mucho mejor si no tienen letra, ya que en ocasiones podría distraernos en lugar de aumentar nuestra concentración. En este sentido, los temas desconocidos son perfectos, ya que no caeremos en la tentación de comenzar a silbar el estribillo.

También es importante cuidar la fuente del sonido. Los auriculares suelen ser bastante incómodos, mientras que las fuentes directas afectan negativamente a nuestra eficacia en el trabajo. El setup perfecto debe estar formado por varios altavoces que proporcionen un sonido envolvente.

En cuanto a las listas de reproducción, deberían tener un carácter progresivo. Nuestro cerebro necesita activarse al inicio de la jornada laboral, por lo que es imprescindible que los primeros temas sean muy movidos. Por ejemplo, puedes empezar con música alegre en español para trabajar y después seleccionar canciones más tranquilas e instrumentales.

personalizado

¿Qué estilo es mejor para mi profesión?

El doctor David Lewis y la revista especializada MusicWorks han publicado diversos artículos sobre los géneros musicales que mejor se adaptan a cada profesión. Y los resultados son asombrosos, ya que escuchar la música correcta puede aumentar hasta en un 88% la velocidad y concentración durante nuestras tareas.

Según esta investigación, si te dedicas a la contabilidad u otra profesión que requiera prestar mucha atención a los detalles, lo más recomendable es que escuches música clásica o de ambiente de oficina. ¿Tu trabajo es repetitivo y monótono? Pues entonces lo mejor es la música pop, ya que el ritmo te animará y aumentará tu producción.

Si tienes que resolver problemas matemáticos o corregir exámenes, curiosamente la música más adecuada es la de baile. El estudio de MusicWorks lo deja bien claro: los profesionales que trabajaban con ecuaciones o la ortografía son hasta un 20% más eficaces cuando escuchan un swing o un tango.

En definitiva, la música nos ayuda a mantener el ritmo de trabajo, lo vuelve más ameno e impide que nos sintamos solos o cansados. ¿Y tú qué opinas? ¿Estás en casa por el coronavirus? ¿Hay algún estilo que te esté dando buenos resultados? ¡Estamos deseando leerte en los comentarios!

 

Dejar respuesta