La tecnología no sólo sirve para hacernos la vida más fácil sino también, en muchos casos, para hacernos descubrir experiencias que ni imaginábamos posibles. El 8K nace con la vocación de quitarnos las telarañas de los ojos y los tapones de los oídos y hacernos ver y escuchar un nuevo mundo de posibilidades audiovisuales. Habrás leído que en las imágenes podrás ver cada matiz pero no te cierres a experimentar también la potente sensación de no perderte ni el aleteo de una mariposa.

¿Qué es la tecnología 8K?

El llamado 8K es un tipo de tecnología muy novedosa que ofrece una gran calidad de imagen, cuyo nombre procede de la resolución de pantalla que ofrece (7.680 x 4.320 píxeles). Es tal esa calidad de imagen que ofrece que permite ver píxeles que son invisibles al ojo humano en una distancia de visión óptima.

Todavía es una tecnología relativamente poco utilizada, que se está empezando a implantar en algunos televisores más recientes. Por eso, es poco frecuente que se utilice durante el proceso de grabación, ya que no son demasiados los usuarios que tienen este tipo de aparatos y, por tanto, no pueden obtener la calidad de imagen con todos los matices que el 8K ofrece.

Japón va, como sabemos, un paso por delante en este tipo de tecnología y, por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos para 2020 pero aplazados hasta 2021 por la pandemia de coronavirus, se retransmitirán en 8K en el país nipón. Al resto del mundo, esta innovación está tardando un poco más en llegar.

¿Cómo accederemos los demás a esta tecnología? De momento, gracias a una adaptación técnica que escala las imágenes en 4K a 8K para que se parezca lo máximo posible.

Este formato es, además, puramente digital, porque no existen discos con espacio suficiente para almacenar, por ejemplo, películas con esta calidad. Por eso, a ese tipo de contenido se podrá acceder, principalmente, a través de internet.

personalizado

Plataformas de vídeo en streaming como Netflix o HBO ya ofrecen contenidos en 4K y no les quedará más remedio que adaptar sus catálogos al 8K.

En YouTube ya hay canales especializados que ofrecen algunos contenidos de este tipo, como también sucede en algunos contenidos de Vimeo. El problema es que, al ser vía streaming, se pierde calidad de imagen y no se puede disfrutar de todos sus matices.

Y una ansiada presencia del 8K se podrá ver también en las videoconsolas, porque tanto la PlayStation 5 como la Xbox Series X podrán emitir señal en 8K; sólo hay que esperar que se lancen juegos con este tipo de tecnología para poder disfrutar de esta posibilidad al máximo.

El efecto del 8K en la música

Y si una imagen impresionante no va acompañada de un sonido de similares características, esta tecnología perdería parte de su sentido.

El audio también experimenta una notable evolución gracias al 8K y eso hará que el salón de nuestra casa se asemeje mucho más a una sala de cine.

Tendrás la sensación de que el sonido llega a ti desde diferentes puntos de la habitación, algo que se hace posible gracias a la inteligencia artificial y al llamado sonido en 8D, mucho más envolvente, que elimina el ruido ambiente, algo así como un sonido en tres dimensiones (o en ocho, si esto fuera posible).

La música en 8K

Te hemos comentado antes que en YouTube existen contenidos en 8K. De hecho, la plataforma es el mejor ejemplo de que este tipo de vídeos llegarán primero a través de internet, ya que los discos en Blu-ray necesitarán un gran espacio para almacenar películas con este nivel de resolución.

YouTube es casi pionera en la implantación del 8K, pues ya en 2015 se subieron vídeos en este novedoso formato. Hay diferentes canales específicos de 8K, pero la mayoría de los contenidos son de paisajes, ideales para que te hagas una idea de la calidad de imagen que se puede llegar a obtener.

Ciertamente, la imagen que podemos ver (y eso que los dispositivos reproductores todavía tienen que adaptarse a la nueva tecnología) son de una calidad inmensa. Pero vamos a fijarnos también en el sonido, en la música, porque la cantidad de matices que seremos capaces de detectar y cómo nos envuelven nos hacen sentirnos como si estuviéramos ahí. ¿Y si pruebas a ver los vídeos con auriculares? Eso hará que la experiencia musical sea mucho más placentera… ¡Dale al play!

  • Japón, una aproximación aérea a sus paisajes, con una música relajante en calidad 8K, una hora para descubrir el país del sol naciente mientras la melodía va llenando el espacio.

  • En este vídeo vas a ver Nueva York en dos minutos con calidad 8K. Prepárate para escuchar los pájaros de Central Park y el sonido de ese lápiz que dibuja o esa fuente en la que chorrea el agua. Personalmente, dejaríamos el sonido ambiente sin música, pero tampoco vamos a ponernos tiquismiquis.

  • ¿Te hablamos antes de la aplicación del 8K a los videojuegos, verdad? Pues aquí tienes un vídeo basado en Fornite, de creación española, que con la tecnología 8K te va a hacer alucinar y no sólo por la calidad de su imagen. El sonido es tan impresionante que creerás que ese autobús con alas está a punto de atropellarte.

  • Una tecnología de última generación no podía ser ajena a la NASA. La agencia espacial estadounidense ya grabó un vídeo en 8K desde el espacio en 2018 para enseñarnos cómo es la vida en la Estación Espacial Internacional. Lo tienes disponible en YouTube, pero si no quieres que pierda matices, está disponible para descargar en su web oficial. Aquí lo malo es que la música nos la añaden de fuera pero, ¿te imaginas cómo sería escuchar hasta cómo aprietan los tornillos?

  • En el próximo vídeo vas a ver las maravillas de Londres y París recorriendo sus calles con una buena sesión de bicicleta y parkour. ¿Escuchas esas zapatillas saltar en el suelo? ¿Esos pies frenando? ¿Esa bicicleta amortiguando la caída? ¿Los adoquines parisinos? Eso también es ‘la música’ que te permite escuchar el 8K.

  • Pero echarás de menos algo de música real, claro. Bien, también hay un canal específico para eso en YouTube, en el que puedes encontrar temas adaptados al 8K, como éste de Billie Eilish, en el que verás que el sonido te envuelve en tres dimensiones. ¡Disfruta!

Dejar respuesta