Una de las experiencias más potentes que puede experimentar un cinéfilo cuando ve una película en una sala es esa sensación de que todo está pasando a su alrededor, desde la onda expansiva de una detonación que se le aproxima al graznido de una gaviota que se va alejando desde la playa al mar. Esos efectos especiales que te permiten sentir el sonido a 360 grados cobran una dimensión todavía más bestial conforme avanza la técnica y ya no hace falta sentarse en una butaca de un cine para vivirlo, basta con unos auriculares y cerrar los ojos. ¡Lo sentirás como si estuvieras allí! Vamos a hablarte del sonido 8D.

Antes de empezar, una advertencia: ¡ponte los auriculares para seguir leyendo! Este post se disfruta con los cascos en las orejas.

Ahora, el siguiente paso es que, si no lo has visto antes en alguna ocasión, escuches este vídeo con los ojos cerrados. ¡Después entramos en harina!

¿Lo has escuchado? Las tijeras en tu oreja izquierda, la maquinilla por aquí y por allá, el peluquero hablándote más cerca o más lejos… Estabas sintiéndolo, ¿verdad? ¡Estabas en esa silla de la peluquería! Este efecto se creó de manera analógica con micrófonos de ASMR, pero este proceso ha evolucionado porque, con un sonido normal ya grabado, se puede conseguir una experiencia mucho más realista gracias a una edición digital. Pues bien, Ahora, sí, sigue leyendo…

¿Qué significa música 8D?

El sonido 8D o música 8D es una tecnología de sonido binaural (también ‘ambisonic’ o sonido envolvente), es decir, el que provoca que quien lo escucha tenga una sensación de sonido en tres dimensiones.

Al escucharlo, tienes la sensación de encontrarte físicamente en el lugar en el que se está produciendo el sonido. Por eso, se dice que es un sonido que se siente, porque te hace sentir que estás viviendo una situación real, en la que los sonidos provienen de diferentes puntos del espacio.

personalizado

¿Cómo se consigue? El sonido se graba con dos micrófonos y es a la hora de editarlo cuando se busca generar una sensación tridimensional para que el oyente los escuche como si estuvieran moviéndose a su alrededor. Digamos que se puede definir como el sonido en movimiento.

¿Qué es la música 8D y por qué se ha hecho viral?

Es muy probable que alguno de tus contactos te haya enviado vía Whatsapp u otra red social algún mensaje en el cual te invitaba a escuchar el audio con auriculares e incluso con los ojos cerrados. Al hacerlo, seguramente habrás alucinado por la minuciosidad del sonido, por la cantidad de detalles que eras capaz de percibir y, sobre todo, porque ese sonido se movía a tu alrededor, como si lo sintiera tu mente y no sólo lo escucharan tus oídos.

via GIPHY

 

Esa música que escuchaste está creada en ocho dimensiones y consigue hacerte creer que ni siquiera se escucha dentro de unos cascos o unos auriculares, sino que está fuera de ellos, a tu alrededor, subiendo y bajando, moviéndose por todo el espacio, y no sólo cambiando de un oído al otro a la misma altura.

Hasta ahora esto se conocía como el audio 3D, que se aplicaba casi exclusivamente en el cine, pero ahora se está aplicando a la música, a las canciones que escuchamos a diario, y ese efecto que nos deja sin palabras es lo que nos ha movido a compartirlo con otras personas, convirtiendo en viral esta tecnología.

Este tipo de música ‘engaña’ a nuestra mente, creando una sensación de sonido ‘panorámico’, procedente de diversas fuentes.

Tal es la fiebre creada alrededor de esta nueva tecnología en los últimos meses que incluso Spotify o YouTube han generado unos canales especiales para este tipo de creaciones (8D Tunes), en el que se pueden escuchar canciones muy conocidas reproducidas con esta innovadora tecnología que, sin embargo, no es actual, pues lleva implementada muchos años.

Ciertamente, un sonido en 8D no es posible, esa terminología se ha inventado para diferenciarlo o, simplemente, por puro marketing. Se trata en realidad de un sonido en 3D, una tecnología que ya existía desde el siglo pasado, cuando lo desarrolló el argentino Hugo Zuccarelli, pero que cayó en desuso y que volvió a ponerse de moda con la irrupción de la realidad virtual, porque así se generaban experiencias más creíbles.

via GIPHY

 

La clave del sonido 8D no está en la grabación en sí sino en su edición posterior, con la que se consigue engañar al cerebro para que no sepa de dónde proviene el sonido.

Con esta manipulación digital, los sonidos vienen y van, haciendo pensar al oyente que éstos no sólo provienen de dos fuentes, auricular derecho o izquierdo, sino que llenan el espacio para dar una sensación de movimiento a nuestro alrededor.

Esta percepción tiene más ciencia de la que pensamos, pero de eso ya se encarga la técnica.

Entonces, ¿por qué se ha hecho viral ahora? Básicamente, porque ahora es cuando más tiempo pasamos con el smartphone y cuando más se escucha música con cascos o auriculares, que es como mejor se perciben los efectos del sonido 8D. Y, al ser estos dispositivos cada vez más sofisticados, percibir ese efecto de movimiento del sonido es una experiencia mucho más impactante.

Otro de los motivos por los que este tipo de sonido hiperrealista es ahora tendencia es porque se usa mucho en videojuegos, otra de las actividades para las que cada vez se utilizan más los auriculares.

Canciones en 8D más escuchadas

Como te decimos, el sonido 8D se está aplicando actualmente con mucho éxito en la música, tanto en la creación de nuevas canciones como en el perfeccionamiento de temas más antiguos, que ya fueron grandes hits en su momento pero que ahora pueden procurarnos incluso una sensación mucho más placentera y profesional del mismo, como si tuviésemos al mismísimo Freddie Mercury cantando en pleno concierto en nuestro salón de casa.

  • Dance Monkey, de Tones And I. Es todo un exitazo en Spotify, con millones de reproducciones ya desde sus primeros días en la plataforma. Sentirás el chasquido de los dedos muy cerca.

  • Dilbar, de Satyameva Jayate. Cierra los ojos y déjate envolver por los ritmos orientales de esta melodía que se ha convertido en todo un fenómeno viral por su uso del 8D. Es muy posible que hasta sea la canción que has recibido vía Whatsapp, porque seguramente no serías un aficionado a este género musical de no ser porque todo el mundo lo pone como ejemplo de este efecto envolvente del sonido.

  • Toss a Coin to Your Witcher, de la serie The Witcher. La banda sonora de la serie de Netflix, basada en el videojuego del mismo nombre, ha tenido bastante más aceptación que la historia en sí. Este tema es otro buen ejemplo de cómo el sonido se va moviendo alrededor de nuestra cabeza.

  • Nova, de Ahrix. Aquí el sonido se va desplazando de izquierda a derecha continuamente, subiendo y bajando su volumen y creando un efecto de alejarse y aproximarse continuamente. Es otra de las canciones en 8D que se han hecho virales durante el confinamiento.

Grandes éxitos adaptados al 8D

Si todos estos temas nuevos te han puesto la piel de gallina, espera a comparar los sonidos reales de las siguientes canciones que te proponemos con su adaptación actual al 8D. La experiencia mejora considerablemente, y eso que ya era difícil.

  • Bohemian Rhapsody, de Queen. Te lo dijimos al principio, vas a sentir a Freddy Mercury metido en tu habitación. Este éxito legendario se ha readaptado a los tiempos para que puedas escucharlo con una mejor calidad, apreciando todavía más esos matices que lo convirtieron en un himno.

  • Hallelujah. Ésta es otra de las canciones míticas que se han adaptado al 8D. En este caso, en lugar de la original de Leonard Cohen, se ha trasladado a esta nueva tecnología la versión de Pentatonix. Empezarás escuchándola en tu oído izquierdo, pasará al derecho e irá cambiando de posición hasta llenar todo tu espacio a tu alrededor.

  • Hello, de Adele. Imagina ese vozarrón de Adele moviéndose a tu alrededor, como si diera un concierto sólo para ti. Deja de imaginar, porque la adaptación de este temazo al 8D es una pasada. Vas a sentirla incluso respirar, susurrarte en los dos oídos y alejarse y acercarse a ti por momentos.

  • Halo, de Beyoncé.Otra de las canciones de una de las grandes divas de la música internacional se ha convertido en viral con este ‘boom’ del sonido en 8D. Si ya era un tema que te hacía fluir, ahora irás notando cómo se desliza por tu cabeza, de oído a oído, subiendo y bajando… ¡Un espectáculo!

Música 8D en español

No sólo los artistas internacionales se han apuntado a la moda de la música en 8D, también hay producto nacional (o incluso internacional, pero cantado en español) que está apostando cada vez más por este tipo de experiencia rítmica, una forma más potente de llegar al público.

De hecho, hay quien dice que el sonido 8D no es más que música en 3D producto de una estrategia de marketing. Los grupos de música ya experimentaban con esta tecnología hace décadas, sólo que ahora existen más medios para escuchar sus canciones de una forma más evolucionada, con mayor capacidad para generar una sensación de realidad virtual.

Como te decimos, muchos artistas españoles o que cantan en español se han lanzado también a la reconversión de sus grandes éxitos para darles una sensación de mayor actualidad y calidad auditiva.

  • Morena mía, de Miguel Bosé. Encontrarás este tema como uno de los más buscados en español de entre los que ahora pueden escucharse en 8D. Esa sensación de balanceo en el baile se multiplica con estos matices que se logran con la edición digital.

  • Tusa, de Karol G y Nicky Minaj. Si hablamos de música algo más actual, este tema, que habrás escuchado miles de veces en la radio, te va a hacer moverte con los auriculares puestos. La sensación de movimiento engaña a tu cerebro hasta casi hacer que tu cuerpo vibre.

  • Cuando nadie ve, de Morat. Uno de las principales motivos por los que este tipo de música 8D se ha viralizado es porque los hits del momento para el público más joven se están apuntando a esta tecnología (lo que hablábamos del marketing, las modas y las redes sociales). Éste es otro ejemplo, una canción que una y otra vez, durante meses, se ha venido escuchando en radiofórmula. Como la anterior, no sólo te hará bailar, también es pegadiza y esa sensación de movimiento le da un plus para tenerte enganchado.

Música relajante y música clásica en 8D

Otra de las aplicaciones de este tipo de sonido que está siendo todo un fenómeno es la música relajante y la música clásica. En ambos casos, esa sensación de que el sonido te envuelve, de que se mueve libremente a tu alrededor, es una experiencia cada vez más demandada. Aquí te dejamos un par de ejemplos para que puedas disfrutarlos con tus auriculares puestos…

  • Música relajante 8D

  • Música clásica 8D

¿Cómo hacer audios 8D?

Para escuchar esta música es muy importante que utilices auriculares. De esta forma, no te perderás los matices entre una canción normal y una grabada en 8D.

Como te hemos contado, la clave del efecto que percibimos al escuchar este tipo de sonido está en su edición. El sonido en tres dimensiones se graba con dos micrófonos colocados a la altura de los oídos de un maniquí. Para imitarlo de forma que el oyente luego lo perciba como si procediera de diferentes lugares, se utiliza un software que simula ese efecto.

El panning es el que permite distribuir el sonido en estéreo de una canción, determinando desde qué parte del espacio llega cada sonido al oído del oyente.

via GIPHY

 

Si estás flipando con esta tecnología, espera y verás, porque no hay que tener un equipo de edición profesional ni una completa productora discográfica para crearlo tú mismo, basta con que tengas ciertos conocimientos técnicos y algo de curiosidad creativa.

No consiste sólo en ir subiendo o bajando los volúmenes relativos de cada auricular, pero se puede generar de forma sencilla e incluso gratuita.

Primero necesitas un programa de edición para manipular ondas de sonido y crear una frecuencia a la que aplicarle un retraso para generar en el cerebro del oyente esa sensación de sonido tridimensional envolvente.

Te proponemos una opción muy sencilla y gratuita con la que podrás crear tú mismo música 8D, combinando este sistema con un programa de edición de audio. En la web Sennheiser, descarga e instala el plugins gratuito AMBEO Orbits e insértalo en tu programa de edición de audio.

En la ventana que se abre puedes seleccionar la dirección desde la que quieres que el oyente escuche el audio (elígelo en el círculo) y el volumen al que lo escuchará (en la barra vertical, donde el 0% es la altura de tus oídos y desde ahí puedes ir subiendo o bajando en función de la altura a la que quieras que se simule la procedencia de la música).

En las secciones Reflexiones y Claridad-Ancho del espacio 3D puedes dar realismo a los sonidos bajos y controlar el balance en el tono que quieras que éstos se perciban o la amplitud en la que quieres que se perciban las ondas.

Ten en cuenta que lo que quieres lograr es que el sonido se vaya moviendo de izquierda a derecha y de arriba a abajo repetidas veces, por lo que tendrás que crear este sonido de la misma manera en que quieres que sea escuchado, es decir, ¡con los auriculares puestos!

¿Qué es 9D audio?

¿Sigues alucinando con la técnica, verdad? Pues existe un paso más allá del 8D (bueno, más de uno, pero vayamos partido a partido, como Simeone). Se trata del 9D audio.

La diferencia básica entre el 8D y el 9D es que el segundo no sólo consigue que el sonido sea envolvente, sino que distingue la voz de la música a la hora de moverse a tu alrededor.

No es un movimiento acompasado homogéneo, sino que la voz y la música de la canción van cambiando de posición por separado. Y eso, como con el 8D, también se consigue con un programa de edición de audio de la manera que antes te hemos indicado.

Eso hace que el sonido sea más claro y, por tanto, al oyente le parezca de mayor calidad, aunque una vez que lo escuchas puede que te atraiga más el 8D que el 9D. ¡Esto es cuestión de gustos!

En este caso, trabajarás con el software de manera que, a la hora de distribuir el sonido, también tendrás que manejar por separado las pistas de audio y voz.

Veamos unos ejemplos para que puedas comprobar la diferencia entre el 8D y el 9D:

  • Halo. ¿Has escuchado más arriba este tema de Beyoncé en 8D, verdad? Pues ahora haz lo mismo en 9D y compara. ¿Ves cómo ahora la voz de la artista va por un lado mientras la música se mueve por otro? En todo momento estás envuelto en la melodía, sintiendo los matices moviéndose por toda tu cabeza.

  • Chandelier. Una de las voces más espectaculares del momento es la de Sia. Esta canción suya editada en 9D también cumple con esa característica de tridimensionalidad, pero con los movimientos de la voz y la música por separado, subiendo incluso y bajando por tu cabeza casi por arte de magia.

  • Believer. Ojo a esta canción que habrás escuchado miles de veces en el gimnasio. La música te explota de oído a oído mientras la voz de Dan Reynolds gira y gira a tu alrededor. ¿A que te vienes arriba? ¡Pues dale duro a las flexiones! Ésa es la idea… ¿Marketing? ¡Qué más da! ¡Es una pasada!

Dejar respuesta