Hacía más de dos años que una película polaca no había armado tanto revuelo a nivel internacional. Concretamente, desde el estreno de Cold War. La ficción llegó a estar nominada nada más y nada menos que a tres Oscars: mejor director, mejor fotografía y mejor película extranjera. Un servidor la vio y le pasó como con el vino: no entiendo, así que que no sé si es bueno o no es bueno, pero… a mí no me gustó. O al menos, no mucho. ¿Y a qué viene todo esto? Pues a que el estreno de 365 Dni en Netflix, otro film polaco, ha traído consigo mucho revuelo por su temática, y aunque la película no es ninguna maravilla, algo bueno sí que tiene: su música.

Y claro, este blog no es de cine, sino de cuestiones melódicas, así que a nosotros nos sirve. La han tachado de misógina, de machista o de violenta. Nosotros no vamos a entrar a valorar eso porque creemos que el cine es cine y ya, pero sí que os contaremos un poco de qué va y, lo más importante, por qué la hemos rescatado para traerosla, ¿nos acompañáis?

¿De qué va exactamente la película erótica 365 Dni?

Puede que suene muy pretencioso, y viendo el resultado final lo cierto es que lo es. 365 días, título que se le ha dado en España a 365 Dni, pretendía ser un nuevo 50 Sombras de Grey, pero al final ha resultado ser lo que te termina llegando a casa cuando lo pides por AliExpress. Un mafioso sufre un atentado y se obsesiona con una chica. Mafioso busca chica y la secuestra. Mafioso le da 365 días para enamorarse de él. Chica sufre síndrome de Estocolmo y empieza hasta a verle atractivo… y el resto es historia, ¡no os lo vamos a contar todo!

Si en 365 días no se enamora de él, la dejará libre sin condiciones, pero ay, ese síndrome de Estocolmo. Este argumento ha hecho que no hayan sido pocas las voces que se han alzado contra la producción. Hay quien la acusa de dulcificar la violencia de género y de cosificar a la mujer, que parece que lo único que quiere es ser dominada y sodomizada por el macho alfa. La verdad, lo mejor, como siempre en esta vida, es verla y tomar vuestras propias decisiones. Eso sí, esta no va para Oscar, ya os lo adelantamos.

Playlist de canciones de 365 dni, ¡esto sí lo han hecho bien!

Tal y como os decíamos, nosotros, aparte de deciros que no le van a dar ningún premio de calado, no nos vemos capacitados para analizar a fondo sobre la película disponible en Netflix desde el mes de junio de 2020. Eso sí, sobre la música que se escucha a lo largo del metraje sí que podemos hablar, y la verdad es que para nuestra sorpresa… nuestra opinión es bastante buena.

Tanto nos ha gustado que hemos empezado a buscar sobre el tema y resulta que no hemos sido los únicos. Es cada vez más la gente que va dejando comentarios en foros preguntando por esta o aquella canción de 365 Dni, por la banda sonora original completa o por qué artista interpreta un tema en concreto. En vista de esto, hemos decidido dejaros aquí abajo la playlist de 365 días en Spotify para que no os pase lo mismo y podáis escucharla siempre que queráis, ¿qué os parece? ¡Estamos convencidos de que sabréis sacarle el máximo partido! Además, teniendo en cuenta el puntito erótico de la historia… seguro que sabéis cómo usarla.

personalizado

Las canciones de 365 dni, una a una

¿Y qué pasa si no tenéis cuenta de Spotify o preferís un formato más visual sin tener que tragaros la película en sí? Pues nada de nada, porque os hemos buscado todas las canciones en Youtube para que podáis escucharlas en vuestro teléfono, en vuestra smart tv, en vuestra tablet o donde más o apetezca. No diréis que no miramos por vosotros… ¡disfrutadlas!

  • Hard For Me, de Michele Morrone

  • I Am The Fire, de Ghost Monroe

  • The Hunted, de The Rigs

  • Dark Room, de Michele Morrone

  • You Made A Monster, de Nick Kingsley & Hannah Hart

  • You, de Alex Condlife & Lamb Hands

  • Watch Me Burn, de Michele Morrone

  • Kiss Me, de Malo

  • Here She Comes Again, de Röyksopp

  • The Times Of Our Lives, de The Venice Connection

  • I See Red, de Everybody Loves An Outlaw

  • Toca Toca, de Fly Project

  • Finish Line, de SATV Music

  • Coming Back, de Robin Loxley & Smudge Mason

  • Give ‘Em Hell, de Everybody Loves An Outlaw

  • Don’t Call Me Up, de Mabel

  • Prisoner, de Raphael Lake, Aaron Levy & Daniel Ryan Murphy

  • Another Wave, de Raphael Lake

  • Here Comes The Thunder, de Lee Richardson, Jonathan Murill, Tom Ford

  • Lost In Your Eyes, de Theo Chinara & Craig Hardy

  • Feel It, de Michele Morrone

  • I See Red, de Everybody Loves An Outlaw

 

¡Y esto es todo amigos! No sabemos qué cosas se os habrán pasado por la cabeza a vosotros escuchando la bso de 365 Dni, pero a nosotros se nos han venido un par y ninguna de ellas es apta para hacerla en soledad. Vamos a ver si le mandamos a alguien el post y despertamos algún que otro sentimiento primario por ahí, ¡ya nos contaréis qué tal os ha ido con ellas!

Dejar respuesta