Una sesión de karaoke, aunque sea en casa, es uno de los planes más divertidos para hacer con familiares y amigos. Si quieres preparar un karaoke casero y no sabes qué canciones elegir, aquí te proponemos quince temas con los que vas a triunfar.

Mi gran noche – Raphael

Todo el mundo sabe que la canción más apoteósica para una sesión de karaoke es Mi gran noche, ese tema universal de Raphael que sirve para un roto y para un descosido y que nos convierte en los reyes absolutos de la fiesta. Ya sea para arrancar con fuerza o como traca final, este tema no puede faltar en tu repertorio.

Amante bandido – Miguel Bosé

Uno de los grandes clásicos de los karaokes patrios es el Amante bandido de Miguel Bosé. Aquí no sólo importa lo que cantes, sino también cómo te muevas sobre el escenario. Recuerda que hay que abarcar cuanto más, mejor para que tu actuación sea lo más memorable posible.

Morir de amor – Camilo Sesto

Si lo que quieres es lucir tu vozarrón, Camilo Sesto nos dejó una de las canciones más escuchadas y reclamadas de los karaokes. Morir de amor tiene todo ese sentimiento desgarrador para que nos dejemos la garganta (y la dignidad) delante de un público entregado (y con alguna copa de más, todo sea dicho).

A quién le importa – Alaska y Dinamarca

Reconócelo: la estabas esperando. Cuando nos subimos a un escenario en un karaoke o cuando organizamos nuestro propio karaoke casero, nos dejamos la vergüenza y el sentido del ridículo en el pasillo. A quién le importa es la canción perfecta para este tipo de ocasiones. Alaska sabe mucho de eso de vivir la vida sin importarnos el qué dirán. ¡Se trata de disfrutar!

Como yo te amo – Rocío Jurado

No podía faltar ‘la más grande’ en cualquier karaoke que se precie. No podremos llegar a los tonos de Rocío Jurado pero esta canción es para disfrutarla, para declararnos a la persona amada y para ser el perejil de todas las salsas en una noche de diversión en familia o con amigos. Como yo te amo es un himno de la música española y un tema ineludible en un karaoke.

personalizado

Y nos dieron las diez – Joaquín Sabina

Tampoco el maestro Joaquín Sabina se podía quedar fuera de este ranking de las mejores canciones para cantar en un karaoke. Y hasta podemos imitar su voz rasgada o darle nuestro toque personal a Y nos dieron las diez, una canción conocida por todos y que nos vale para un karaoke, para una verbena de pueblo y para cualquier día tonto.

Un beso y una flor – Nino Bravo

Otro clásico que gusta a todo el mundo es Nino Bravo. Una canción que une, que se puede cantar a coro y que es fenomenal para una sesión de karaoke es Un beso y una flor. Tiene su altos y sus bajos, su letra romántica, su noséqué… ¿A quién no le gusta venirse arriba con una canción como ésta?

Sólo se vive una vez – Azúcar Moreno

Si prefieres algo más movidito, Azúcar Moreno tiene el ritmo perfecto para cantar y bailar en un karaoke. Sólo se vive una vez es una canción que tiene una letra pegadiza y todo el mundo se la conoce. Se puede incluso hasta cantar con coreografía.

La gota fría – Carlos Vives

La gota fría es un temazo con mucha marcha y muy buen rollo, por lo que es una recomendación imprescindible para cantar y moverse en un karaoke. Carlos Vives pone a prueba nuestra capacidad para cantar deprisa como si fuera un trabalenguas. Si no te quedas sin aire, puede ser una de las canciones que mejor acogida tengan.

Si nos dejan – Luis Miguel

Es posible que te vayan más los ritmos lentos y las canciones románticas y en eso Luis Miguel es un auténtico maestro. Si nos dejan es un tema por todos conocido, sin demasiada letra que aprenderse. Es un clásico con el que casi todo el mundo se puede atrever en una sesión de karaoke casera.

La vida es un carnaval – Celia Cruz

Ya nos lo decía Celia Cruz: no hay que llorar. Lo que hay que hacer es bailar y cantar con La vida es un carnaval, una canción con buenas vibraciones, mensaje positivo, letra asequible y mucho ritmo para no dejar de moverse. Ponle ‘aaaasúcar’ a tu karaoke con este tema.

Todos me miran – Gloria Trevi

Gloria Trevi es un torrente de energía y si quieres sentirte como una diva sobre el escenario, Todos me miran es una canción con mucha potencia. No es un tema fácil de entonar, sobre todo al principio, pero tampoco importa en estos casos. El objetivo es pasarlo bien y, cuando esta canción empieza a arrancar, todo viene rodado.

Corazón partío – Alejandro Sanz

Alejandro Sanz y su Corazón partío no pueden faltar entre las canciones imprescindibles de un buen karaoke. Es una de las canciones más conocidas de la música en español. No hay nadie que no la haya escuchado antes y que no pueda entonar aunque sea el estribillo y tampoco hay que tener la voz de Frank Sinatra para salir del paso decentemente.

Rayando el Sol – Maná

Otra canción que tampoco tiene mucha complicación y que conoce la gran mayoría es Rayando el sol, uno de los temas más famosos de Maná. Además, es un tema con el que todo el mundo desafina sin que pase absolutamente nada. Se puede cantar en solitario, por parejas o en grupos y queda estupenda con los brazos en alto, moviéndose lentamente y al compás cual limpiaparabrisas.

El rey – Vicente Fernández

Una buena manera de poner el broche final a una divertida sesión de karaoke es cantar El rey, una canción de Vicente Fernández con ritmo mariachi que une mucho, que se puede cantar en grupo y para la que ya ni siquiera importa estar sobrio.

Dejar respuesta