La música es esencial en la educación de nuestros hijos, ya que gracias a ella vamos a activar las conexiones neuronales que facilitarán el aprendizaje posterior. En este sentido, sirve para mejorar la capacidad de lenguaje, la motricidad y perder el miedo a expresar los sentimientos. Y por supuesto, si la música es capaz de amansar a las fieras, también podrá relajar a los más pequeños de la casa, una tarea que cobra especial importancia en caso de niños muy nerviosos o hiperactivos.

Música para calmar la mente de los niños

Está demostrado que la música es una herramienta perfecta para relajar a los niños. ¡Y también a sus padres! Que en ocasiones necesitan un merecido descanso. La música clásica, con sonidos suaves y melodiosos, suele ser un punto de partida perfecto, aunque algunas canciones infantiles también son muy adecuadas para nuestro propósito. Además, podemos aprovechar este estado de calma para practicar ejercicios de respiración y estiramientos, que alivian tensiones y están especialmente recomendados para calmar a los niños.

La música, además de relajar, es un medio muy eficaz para desarrollar la capacidad de atención de los más pequeños de la casa, mejorar su memoria y concentración, algo que tendrán repercusiones muy positivas en su rendimiento escolar y en general en su día a día. Se trata de un elemento fundamental para la educación y el desarrollo de la creatividad, la imaginación y la sensibilidad por las artes.

Música instrumental para relajar niños

En la actualidad, existen diversas corrientes científicas que ponen de manifiesto el poder de la música para relajar a los niños, que también tiene incidencia en cuadros de hiperactividad e incluso Alzheimer en personas de avanzada edad. Uno de los grandes avances es la denominada música para dormir, que goza de una gran popularidad y se pueden encontrar listas completas en YouTube o Spotify. Basadas en ritmos lentos y notas tónicas predominantes, produce un efecto en las neuronas del cerebro que facilitan el descanso.

La música es una de las más altas expresiones del ser humano y tiene la capacidad de provocar emociones y cambiar nuestro estado de ánimo. También es vital para relajarnos y conciliar mejor el sueño. ¿Cuándo deben empezar nuestros hijos a escuchar música? Pues a partir de los 3 meses de gestación el bebé es capaz de oír a la perfección, por lo que puedes empezar con esta costumbre desde que están en las barriguitas de sus mamás.

personalizado

La música relaja a los niños hiperactivos

La mejor música para relajar a niños hiperactivos es la que se compone de sonidos lentos y prolongados, que facilitan el acompañamiento de una respiración pausada. Por el contrario, debemos evitar los ritmos rápidos, ya que aceleran los latidos del corazón y lejos de tranquilarlos, van a conseguir que estén más estresados.

La música clásica siempre es una gran opción, pero tenemos que evitar las piezas estridentes o que están escritas con abundantes sobresaltos. Mientras investigas por tu cuenta, te aconsejamos que empieces con Mozart, uno de los compositores que más se asocian a la música para bebés y la relajación de los niños. El Amor Brujo de Manuel de Falla también es ideal para conciliar el sueño. O los clásicos del pop infantil interpretados a piano, así como suaves ritmos brasileños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here