Perder a un ser querido nunca es fácil de gestionar. Pensar en lo pronto que se marchó, tener que acostumbrarnos a que ya no esté, a no poder acudir a él en nuestros peores momentos… Lo cierto es que el ser humano no está hecho para este tipo de despedida. No lo ha estado nunca y no lo estará por muchas generaciones que pasen, pero hay algo que ayuda un poco. 

Hablamos, por supuesto, de la música. Sabíamos que amansa a las fieras, pero lo cierto es que las grandes melodías sirven para muchísimo más. En esta ocasión, para dar consuelo, pero también como desahogo. De quienes las escuchamos y las cantamos, desde luego, pero también de quienes las componen. Y es que, aunque puede que no lleguemos a ser conscientes de ello nunca, muchas de estas canciones ideales para superar el duelo fueron escritas en su momento como una terapia para sus autores.

Cuando sufrimos, tendemos a pensar que somos los que más lo hacemos. Sin embargo, la historia del ser humano está llena de sufrimientos, pérdidas y, sobre todo, de superación.

Tal y como dice la enorme Kate Winslet en la exquisita primera temporada de Mare of Easttown: no, ciertas pérdidas no se superan nunca, pero con el tiempo se aprende a vivir con ello. Nosotros añadiríamos que con tiempo y buena música, por eso hoy os dejamos algunas de las mejores canciones de duelo para superar una pérdida traumática.

Tears in Heaven, de Eric Clapton

El título de este auténtico temazo, ‘Lágrimas en el Cielo’, ya nos da alguna pista de por dónde van los tiros. Sin embargo, lo que no seáis fans de Eric Clapton es probable que no sepáis que la compuso tras el fallecimiento de su pequeño hijo de 4 años.

“¿Sabrías mi nombre

personalizado

si yo te viera en el cielo?

¿Sería lo mismo

si yo te viera en el cielo?

Debo ser fuerte y continuar, porque sé

que no pertenezco aquí al cielo”.

Así empieza esta auténtica maravilla a cuya letra merece muchísimo la pena prestar atención. Es probable que hayáis escuchado esta canción mil veces y pensáseis que era de lo más bonita. Ahora, además, sabéis que es un lugar en el que refugiarse cuando la vida nos asesta un duro golpe, lo que no deja de ser un consuelo.

Eras Tú, de Merche

Si bien es cierto que la gaditana Merche ha tenido una carrera de lo más prolífica en lo musical con ritmos de todo tipo, no lo es menos que uno de sus mayores éxitos es una canción de duelo como un piano de grande. Exacto, el hecho de que sea en español nos lo pone mucho más sencillo que con Tears in Heaven, pero… ¿qué historia narra exactamente Eras Tú?

La artista decidió abrir las puertas de par en par a su corazón tras el fallecimiento del que en su día fue su suegro, a quien consideraba prácticamente como un padre en el terreno musical. Como expareja suya debe ser extraño verla años después subida a los escenario cantándole a tu padre, pero las cosas como son: también debe ser precioso. Respecto a los sentimientos de Meche, aunque puede que no sigan siendo los mismos hacia la que un día fue su familia, basta con escucharla cuando canta este tema en directo para detectar que sigue haciéndolo con el mismo amor que la primera vez.

Si tú no vuelves, de Amaral

La aragonesa Eva Amaral es, sin duda alguna, una de las artistas españolas con más personalidad sobre el escenario. Lleva años y años haciéndonos vibrar sobre el escenario con sentimientos de todo tipo, pero siempre imponiendo un estilo que la he hecho inmortal. A ella y ‘al de la guitarra de Amaral’, todo hay que decirlo. El caso es que cuando se nos ha venido esta canción a la mente se nos han puesto los vellos de punta porque, a pesar de que Amaral tiene muchos himnos, su Si tú no vuelves es de las canciones más especiales de todo su repertorio.

Y cada noche vendrá una estrella

a hacerme compañía.

Que te cuente cómo estoy,

que sepas lo que hay.

Dime amor, amor, amor,

estoy aquí ¿no ves?

Si no vuelves no habrá vida,

no sé lo que haré

Cantarla cuando se ha perdido a alguien no resulta sencillo, cuesta tiempo y varios intentos. Eso sí, escucharla en su voz es recibir una caricia de amor como pocas podrían consolarnos en un momento así. Lo cierto es que nada ni nadie nos prepara para un momento así, pero hay maneras y maneras de recordar a alguien que ya no está… y todas ellas deberían tener una versión de Amaral. ¡Las cosas serían bastante más fáciles de afrontar!

Mr Brightside, de The Killers

Si conocéis la canción, lo último que pensaréis es que es una canción llamada ‘Señor Lado positivo’ es una canción de duelo. Bien, es que técnicamente… no lo es. Sin embargo, la forma en la que los anglosajones entienden el proceso de duelo a veces nos regala anécdotas absolutamente maravillosas.

Estamos hartos de ver en las películas que, cuando alguien fallece, las personas que acuden al funeral, tras las primeras lágrimas, ríen entre ellos recordando las mejores anécdotas con el finado. 

De hecho, si sois de los que aprovechásteis el confinamiento para (volver a) ver la magistral Los Soprano, también rememoraríais que son muy de ponerse tibios de comer en este tipo de citas. Si por el contrario optásteis por The Wire, alucinaríais con el hecho de que los policías tumbasen al cadáver en la mesa de billar y bebiesen y bebiesen en torno a él en un último homenaje de lo más particular.

Pues bien, hoy nos despedimos de vosotros con Mr Brightside de The Killers por algo parecido a esto. En este vídeo al que llevamos años recurriendo en momentos complicados y que es completamente real se ve a un grupo de amigos despidiendo a Ger Foley con un ritmazo impresionante. 

¿Y sabéis qué? Que ojalá aprendiésemos a ver la vida como ellos. O la muerte, ¡que ya tenemos un pequeño lío con todo esto!

Dejar respuesta