Si te decimos el nombre de Miguel Rafael Martos Sánchez igual no te suena de nada, pero si te decimos eso de Raphael (con ph) seguro que se te vienen a la cabeza un montón de canciones.

Estamos hablando de uno de los artistas españoles más exitosos de todos los tiempos, un maestro de la música al que conocen todas las generaciones y que, a sus 77 años, después de seis décadas sobre los escenarios, celebra este aniversario tan especial con un disco de duetos versionando algunas canciones con las que triunfaron otros artistas.

Ese álbum se titula 6.0, un guiño a esa cifra mágica y también una declaración de intenciones: es su versión más actual, la de un Raphael que se adapta a los tiempos y que se rodea de nuevas estrellas como Manuel Carrasco, Vanesa Martín o Pablo Alborán para reinterpretar grandes éxitos de otros artistas como Julio Iglesias, Rocío Jurado, Camilo Sexto o el Dúo Dinámico.

En este post vamos a repasar las mejores canciones de estos sesenta años sobre las tablas de Raphael. Las suyas, las de siempre.

Como yo te amo

Manuel Alejandro es el compositor de cabecera de Raphael y en 1979 creó Como yo te amo, una de las canciones más icónicas del artista jienense.

Esta composición estaba destinada inicialmente para Rocío Jurado, quien lo incluyó en su disco Señora (1980), pero Raphael lo lanzó también ese mismo año en su álbum Y sigo mi camino, que llegó antes a Latinoamérica, donde fue un triunfo absoluto.

personalizado

Con el paso de los años y el éxito que supuso este tema, tanto si lo cantaba uno como si lo hacía el otro, la canción ha tenido numerosas versiones de artistas tan variopintos como Niños Mutantes, Bimba Bosé o Gloria Trevi.

Mi gran noche

Mi gran noche fue compuesta en francés por Salvatore Adamo, pero adaptada al español. Rafael de León rehizo la letra y Manuel Alejandro le hizo los arreglos.

Fue publicada en 1967 e incluida en la banda sonora de la película Digan lo que digan, protagonizada por Rapahel, que, para quien no lo sepa, además de cantar también actuaba en sus inicios.

Esta canción es una de las grandes canciones del artista andaluz, con tanta fama que hasta Alexa te la pone si se la pides.

Estar enamorado

Estar enamorado fue uno de sus grandes éxitos en los años ochenta. Fue incluida en su álbum En carne viva.

Este tema es una de las muestras inconfundibles del estilo de Raphael, de ese toque tan suyo a la hora de ponerse delante del micrófono. Es uno de esos himnos de la balada romántica que convirtió en un éxito rotundo.

Escándalo

El año 1992 puso a España en el mapa por muchas razones: Los Juegos Olímpicos de Barcelona, la Exposición Universal de Sevilla y lo que fue un triunfo arrollador de Raphael en nuestro país, en América Latina y hasta en Japón.

Hablamos de Escándalo, un tema compuesto por Willy Chirino que dio la vuelta al mundo y que a día de hoy Raphael ha llegado a interpretar hasta en el mismísimo Royal Albert Hall de Londres, donde ofreció un concierto en el verano de 2019.

Hablemos del amor

En 1966, Raphael tuvo un año movidito. Protagonizó por primera vez una película, Cuando tú no estás, y representó a España en el festival de Eurovisión.

La canción que interpretó en el certamen fue Hablemos del amor y con ella quedó en séptima posición. Ahí ya cosechó un prestigio que le convirtió en uno de los artistas españoles más conocidos a nivel internacional.

Ahí empezó a realizar giras que le llevaron a algunos de los escenarios más importantes del mundo, como el Olympia de París o el Madison Square Garden de Nueva York.

Yo soy aquel

Si en 1966 quedó séptimo en Eurovisión, un año después se superó, logrando el mejor puesto de un representante español por aquella época. Raphael repitió en 1967 y quedó sexto en el festival con Yo soy aquel. Justo un año antes de que Massiel se proclamara vencedora con La, la, la.

Esta canción es otra de sus grandes baladas románticas que han trascendido al paso de los años y que son fáciles de identificar con el cantante de Linares.

Maravilloso corazón

Maravilloso corazón es una canción escrita por el argentino Roberto Livi que, como todo lo que toca, Raphael convirtió en oro.

Era finales de los ochenta cuando se lanzó este sencillo que daba nombre a aquel disco en el que se incluían otros éxitos como Traigo el corazón herido, Si te vas con él o Voy a cruzar los dedos.

Es fácil imaginar a Raphael, con la chaqueta al hombro, poniendo voz a esta canción con su característico estilo y su indestructible sonrisa.

Digan lo que digan

Digan lo que digan es una canción y el título de una película de 1968. Es uno de los temas más conocidos del jienense y, de nuevo, como en la mayoría de los grandes éxitos de su carrera, detrás está el talento de su compositor, Manuel Alejandro.

Fue una canción creada especialmente para la citada película, dirigida por Mario Camus y protagonizada, como no, por Raphael.

Qué sabe nadie

Otra de las canciones más destacadas de Raphael de principios de los ochenta es Qué sabe nadie, un tema que -como ya hemos visto antes- no sólo interpretó con éxito el cantante de Linares, sino también Rocío Jurado. De nuevo comparten canción y compositor. E incluso la hemos escuchado en la voz de Rocío Dúrcal o, de forma más reciente, Malú.

Podemos parar aquí o podríamos seguir enumerando una tras otra las canciones de Raphael a lo largo de sus sesenta años de carrera musical. Hacer una selección de lo mejor de su repertorio es muy complicado. Primero, porque casi todo lo que canta lo transforma en oro y, segundo, porque la lista de canciones es tan larga que no acabaríamos nunca. Y, por si no tenía bastante con lo suyo, ahora se dedica a versionar lo mejor de otros artistas. Eso ya es rizar el rizo.

Dejar respuesta