Hablar de las mejores canciones de la década de los 60 en español es hablar de artistas legendarios como el Dúo Dinámico, Marisol, Karina, Manolo Escobar o Los Brincos. Si quieres echar una mirada al pasado y llenarte de nostalgia, en la entrada de hoy vamos a hacer un repaso a la mejor música que marcó a toda una generación.

Perdóname de El Dúo Dinámico

La pareja formada por Manuel de la Calva y Ramón Arcusa es culpable de introducir el género pop en español en nuestro país. Durante los 60 obtuvieron multitud de éxitos discográficos como Quince años tiene mi amor, Quisiera ser, Bailando el twist o Esos ojitos negros. Pero sin duda su tema más recordado -con permiso del Resistiré- es Perdóname, que conquistó el corazón de millones de jóvenes españoles de la época.

La Novia de Antonio Prieto

El cantante y actor chileno Antonio Prieto fue un autor muy prolífico con más de mil canciones en su carrera musical. Algunos de sus valses y boleros cruzaron el océano para convertirse en grandes éxitos de la década de los 60 en España. Chuquicamata, Cuando calienta el sol, El Reloj o La Novia son algunos de los títulos más famosos de este artista.

Dame felicidad de Enrique Guzmán

Este cantante mexicano fue muy popular en nuestro país en los años 60. Enrique Guzmán formó parte de la banda Los Teen Tops, uno de los grupos pioneros del rock and roll azteca. Posteriormente inició una carrera en solitario muy laureada, con grandes canciones como Dame Felicidad, que alcanzó el número 1 en 1963 en las listas españolas. Cuatro años más tarde protagonizó una película junto a Rocío Dúrcal, que aumentó aún más su popularidad.

Tú serás mi ‘baby’ de Les Surfs

¡Cuántos jóvenes de la época bailaron al ritmo de Tú serás mi baby de Les Surfs! Tras la apertura, muchos artistas internacionales comenzaron a sonar en nuestras emisoras. Pero nadie pensó que uno de los grandes fenómenos musicales provendría de Madagascar.

Les Surfs era un grupo formado por 6 hermanos que fusionaron las raíces tradicionales africanas con el pop occidental. En 1964 cosecharon su mayor éxito con la versión española de Be My Baby, que les valió una amplia presencia en la radio y televisión.

personalizado

La Yenka de Johnny and Charley

Los holandeses Antonius van der Boer y Charley Kurt, más conocidos como Tony and Charley, formaron un dúo a principios de los 60 para abrirse paso a través de la escena musical barcelonesa. Tras algunos éxitos, la banda se disolvió en 1963. Tony quería centrarse más en el pop, mientras que Charley estaba interesado en inventar nuevos bailes. Así que llamó a su hermano Johnny Kurt y montaron el dúo Johnny and Charley. Y es aquí que llega uno de los mayores éxitos de la década de los 60: La Yenka, un baile inspirado en el folclore finlandés. Al principio pasó bastante desapercibido, pero un año después de su publicación arrasó en las listas de ventas y se convirtió en el ritmo de moda. ¿Conoces las típicas canciones de verano que nos van diciendo lo que tenemos que hacer para bailar? Pues La Yenka ya lo hacía en 1964.

Lola de Los Brincos

Los Brincos son uno de los mejores conjuntos de la música pop española. Su discografía está formada por versiones en español de éxitos anglosajones y temas propios que hicieron las delicias de toda una generación. Sus letras hablan del amor, la amistad y la libertad, influenciadas por bandas como Yardbirds o The Who. Debutaron en 1964 con un LP que contenía temas como Dance The Pulga, Bye Bye Chiquilla o Flamenco, que fue elegido como single. La llamada Brincosis fue similar a la Beatlemanía en España, con miles de jóvenes perdiendo la cabeza al oír baladas como Tú Me Dijiste Adiós o Lola, que alcanzó el número 1 en las listas en el año 67.

La Chica Ye-Yé de Conchita Velasco

Concha Velasco, cuando todavía era Conchita, era una de las grandes divas del cine español ya en los años 60. En una de sus películas, Historias de la televisión, en la que la pucelana era la protagonista junto a Tony Leblanc, surgió una de las canciones más populares de la época y que todavía son de culto en la actualidad. La Chica Ye-Yé es un tema de ritmo trepidante que nos hace mover el esqueleto hasta casi desarmarlo y, de paso, como tanto se estilaba en aquellos años, es una de esas declaraciones de amor que no pasan desapercibidas.

Las Flechas del Amor de Karina

Las flechas del amor es uno de esos temas que la música española nos regaló cuando expiraba la década de los sesenta pero que todavía hoy nos acompaña como uno de los grandes himnos patrios. La angelical Karina consiguió con esta romántica canción subirse a lo más alto de la lista de Los 40 Principales durante siete semanas y eso que la canción original era en inglés y estaba creada por Albert Hamond, otro de los grandes artistas de la época. Karina nos regaló también El baúl de los recuerdos o Sin mirar atrás entre sus trabajos de mayor éxito, pero estas ‘flechas del amor’ nos llegaron a todos al corazón.

Tómbola de Marisol

Y si hablamos de caras angelicales no nos podemos olvidar de Marisol, aquella niña prodigio que desplegó sus alas cual cisne y que en los sesenta convirtió en oro todo lo que salía de su garganta: Corazón contento; Corre, corre, caballito; La Tarara; Estando contigo; Chiquitina; Ola, ola, ola o Tómbola son sólo algunos de los temas que conocemos de su repertorio. El último de los mencionados, de principios de los sesenta, lo convirtió en éxito cuando sólo tenía 14 años. Ahora, retirada del mundanal ruido en su Málaga del alma, aquella maravilla llamada Marisol se permite disfrutar de una vida tranquila con su nombre real, Pepa Flores.

La Moto de Los Bravos

Igual si te hablamos de La Moto no sepas muy bien a qué nos referimos pero si te decimos eso de ‘quiero una motocicleta’, seguro que sabes cantar la famosa canción de Los Bravos que tanto éxito tuvo en los sesenta. El tema fue compuesto por José Antonio Muñoz para el grupo Los Pasos, pero luego se decidió que Los Bravos iban a darle el toque necesario para que triunfara y no se equivocaron. La Moto los lanzó a la fama y este tema es uno de los más conocidos de la banda.

El Porompompero de Manolo Escobar

Manolo Escobar tenía muchas canciones que podríamos incluir perfectamente en este ranking, pero nos quedamos con El Porompompero, un tema compuesto a principios de los años 60 y que acabó en sus manos para hacer de él su primer éxito como cantante. La canción no sólo cautivó a sus fans españoles sino que, años después, se hizo popular en países tan dispares como Rusia, Japón o Arabia Saudí. Se han hecho varias versiones, incluida una de Marisol, que la llegó a cantar en español y también en inglés y japonés.

Me lo dijo Pérez de Los 3 Sudamericanos

Me lo dijo Pérez es una canción de mediados de los sesenta que popularizó el grupo Los 3 Sudamericanos pero que fue versionada por otros muchos artistas, como Karina, sin ir más lejos. El tema está compuesto por Alberto Cortez y se creó con el objetivo de atraer turistas hasta Mallorca, fruto de una maniobra de propaganda del régimen de la época en nuestro país. Ese toque picaresco de su música y de su letra convirtieron a esta canción en una de las más bailadas de los 60.

Eres diferente de Los cinco latinos

Las bandas coristas triunfaron en los años sesenta y una de ellas fue Los cinco latinos, un grupo de rock and roll argentino cuya canción más conocida es Eres diferente, un tema que todos hemos oído alguna vez a pesar de que hayan pasado las décadas. Se convirtió en un tema muy popular, con muchas versiones posteriores, y todavía hoy nos arranca como mínimo a silbar su melodía.

Venecia sin ti de Charles Aznavour

Otra de las canciones más recordadas de los años sesenta, una época en la que el romanticismo en la música estaba a flor de piel, es la de Venecia sin ti, una balada que popularizó Charles Aznavour pero que también nos suena a todos en la voz de Julio Iglesias. Es una canción con una letra nostálgica, melancólica y con ritmos que, efectivamente, nos trasladan a las góndolas venecianas sin demasiado esfuerzo

Estremécete de Los Llopis

El grupo cubano Los Llopis residió durante una época en España, adaptando éxitos mundiales al español y, entre esas canciones de rock and roll que cautivaron a los más bailongos de la época, está su tema Estremécete, una melodía que se baila como de puntillas y chasqueando los dedos.

Dejar respuesta