La Super Bowl es considerada como el mayor espectáculo deportivo del mundo y la principal razón de que desde Estados Unidos se nos haya vendido esto es que no sólo de fútbol americano se nutre esta cita. Desde 1967, la final de la NFL no es sólo un partido, es un escaparate para artistas de talla mundial.

Pero no siempre fue igual. Al principio la actuación de medio tiempo corría a cargo de bandas de marcha locales, en los setenta se introdujo a artistas de jazz y en los ochenta era la compañía Disney la que ponía la magia. Pero en los noventa se empezó a contar con músicos de renombre y eso hizo remontar la audiencia a nivel planetario. Ya ni siquiera el deporte era lo importante sino, tal vez, la excusa para ver en directo una puesta de escena impresionante de artistas como Michael Jackson, The Rolling Stones o Bruce Springsteen.

Es el momento de repasar las mejores actuaciones de la Super Bowl. Toma asiento y disfruta del espectáculo.

Jennifer López y Shakira – 2020

En el año 2020, en pleno boom reivindicativo del feminismo y de la población latina en Estados Unidos, dos divas se subieron al escenario del Hard Rock Stadium de Miami para protagonizar uno de los espectáculos más memorables que se recuerdan en la Super Bowl. Jennifer López y Shakira cumplieron con las expectativas en los 14 minutos que estuvieron en el centro de la pista. Por separado y también juntas recopilaron algunos de sus grandes éxitos, compartieron algún otro y demostraron por qué con su manera de moverse han conquistado al público internacional.

Comenzó la colombiana, vestida de rojo y con un elenco de bailarines que nos recordaron su éxito en el Mundial de Sudáfrica diez años antes. Precisamente el Waka-Waka fue una de las canciones que cantó junto a la neoyorquina, que se metió en el bolsillo al público con detalles como la aparición de su hija. ¡Pone la piel de gallina!

En esa actuación hubo dos sorpresas. La primera, con Bad Bunny, que salió a cantar junto a Shakira. La segunda, con J Balvin, que hizo lo propio con Jennifer López.

personalizado

Maroon 5 – 2019

El Mercedes-Benz Stadium de Atlanta fue el escenario en el que en 2019 Maroon 5 hicieron vibrar a sus fans con sus mejores temas, en un espectáculo en el que hubo fuego, literalmente, sobre un escenario que estaba estructurado en una letra M mayúscula, la inicial de la banda estadounidense.

Adam Levine y su grupo lo dieron todo en el medio tiempo y junto a ellos aparecieron en el centro del campo los raperos Travis Scott y Big Boi.

Sonaron temas tan conocidos del grupo como Girls like you (apoyada por un coro de gospel), This Love o She will be loved.

Justin Timberlake – 2018

Justin Timberlake ya había actuado en la Super Bowl en 2004 -luego hablaremos también de eso- pero esta vez era el protagonista principal. En 2018, en el U.S. Bank Stadium de Minneapolis, el artista de Memphis ya no llegaba como un cantante casi recién llegado sino como un artista con una larga trayectoria y un notable éxito internacional. Y consiguió que un público enfervorecido estuviera pendiente de cada sorpresa que les tuviera preparada. Se movió por todo el estadio -casi literalmente- y tiró de música y coreografías para mantener la atención durante los casi 14 minutos del medio tiempo, piano incluido.

Apoteósico fue su fin de fiesta con Can’t stop the feeling!, recorriendo incluso las gradas y mezclándose entre el público, con un despliegue de bailarines inmenso sobre el césped. ¡No te lo pierdas!

Lady Gaga – 2017

El Estadio NRG de Houston fue testigo en 2017 de otra de las grandes actuaciones de la historia de la Super Bowl. Lady Gaga descendió desde el techo del estadio para protagonizar uno de los espectáculos más acrobáticos e impresionantes que se recuerdan en la final de la NFL. En medio de una estética futurista, la gran diva del pop desplegó sus mejores temas para hacer gritar de júbilo al público sin parar. Fueron casi 14 minutos de puro espectáculo en los que escuchamos temazos como Poker Face, Telephone o Just Dance, entre otros.

La artista neoyorquina se puso al piano para interpretar Million Reasons y llenó de luz el estadio. Y también despertó la pasión de sus fans con Bad Romance, con el que puso fin a un show inolvidable.

Coldplay – 2016

A plena luz del día, en el Levi’s Stadium de Santa Clara (California), Coldplay lideró en 2016 una de las actuaciones más coloridas de la Super Bowl. Con Viva la vida arrancó su actuación la banda británica, acompañada por un grupo de niños tocando el violín. Nadie paró de saltar en lo que duró el espectáculo de medio tiempo. Poco a poco, según avanzaba el show, el campo se fue llenando de músicos para tocar Paradise, Adventure of a lifetime o Yellow.

¿Y las sorpresas? Claro que las había. ¡Y de qué nivel! El dj Mark Ronson y Bruno Mars se sumaron al grupo para interpretar Uptown Funk. Y todavía quedaba ver a Coldplay al lado de Beyoncé para escuchar Formation y otras de las canciones de la artista, como Crazy in love.

Katy Perry – 2015

El espectáculo de medio tiempo de la Super Bowl XLIX corrió a cargo de la mismísima Katy Perry, que apareció sobre una escultura de un tigre para interpretar uno de sus grandes éxitos, Roar. Tras este tema llegaron otros como Dark Horse o I kissed a girl, para el que estuvo acompañada a la guitarra con nada más y nada menos que Lenny Kravitz. A ritmo de pop, el Estadio de la Universidad de Phoenix acogió una de las performances más curradas de la historia de la Super Bowl, en la que también escuchamos canciones como Teenage dreams o California Gurls.

Y además del cameo a la guitarra del cantante neoyorquino, también vimos a Katy Perry junto a Missy Elliot, con quien presentó una versión de Work It que levantó pasiones. La artista puso fin a su actuación colgada de una estrella fugaz y entonando Fireworks, donde no podían faltar los fuegos artificiales.

Bruno Mars – 2014

Bruno Mars, que en 2016 acompañó a Coldplay en su actuación de la Super Bowl, ya había sido protagonista del espectáculo principal en la edición de 2014, en la final disputada en el MetLife Stadium de East Rutherford (Nueva Jersey). El de Puerto Rico se subió al escenario con sus canciones más potentes: Billionaire -acompañado por un coro de niños-, Locked Out of Heaven, Treasure, Runaway Baby… Y entonces llegó la gran sorpresa: Give It Away, uno de los mayores éxitos de Red Hot Chili Peppers, con la banda californiana a su lado y saltando sobre el escenario, desatando la locura de los allí presentes. Para terminar el show, los habituales fuegos artificiales y Just the Way You Are, un fin de fiesta impresionante con Bruno Mars como único protagonista.

Beyoncé – 2013

Para espectáculos, el que montó Beyoncé en 2013 sobre el escenario del Mercedes-Benz Superdome de Nueva Orleans. Vestida de cuero negro, entró pisando fuerte y enseguida empezó a dar caña con Crazy in love, acompañada por sus bailarinas y dando rienda suelta a sus espectaculares coreografías. También sonaron Love on Top, End of Time, Baby Boy y Run the World (Girls). El despliegue de medios y esa presencia que gasta sobre el escenario la cantante de Houston tenían en éxtasis al público. Y eso que todavía faltaban por salir a la pista Kelly Rowland y Michelle Williams para hacer un guiño a los orígenes de la diva. Se reunían de nuevo las Destiny’s Child para repasar dos de sus temas más míticos: Bootylicious e Independent Women Part I y para interpretar juntas el Single Ladies (Put a Ring on It), uno de los grandes éxitos de la artista en su carrera en solitario. ¡Con baile incluido! Beyoncé cerró el show con su balada más icónica, Halo, en un alarde de potencia vocal impresionante.

Madonna – 2012

Entre la cantidad de divas de la música que han protagonizado el espectáculo del entretiempo en la Super Bowl tampoco pudo faltar ella. Madonna apostó en 2012 por una performance con disfraces en su actuación sobre el escenario del Lucas Oil Stadium de Indianápolis. La ‘reina del pop’ generó opiniones de todo tipo. Empezó con Vogue y siguió con Music, en la que estuvo acompañada por LMFAO, con los que también interpretó Party Rock Anthem y Sexy and I know it. También saltaron con ella a la pista Nicki Minaj y M.I.A. con un remix de canciones entre las que estaban Give me all your luvin  Open your heart. Pero la mayor sorpresa llegó como cierre del espectáculo, con uno de sus grandes éxitos de siempre, Like a prayer, canción que puso la guinda al espectáculo con la compañía de un coro de gospel y del cantante Cee Lo Green.

The Black Eyed Peas – 2011

Los Black Eyed Peas fueron los encargados de poner el ritmo a la final de la Super Bowl en 2011, disputada en el Cowboys Stadium de Arlington. El objetivo era bailar y todo el público lo hizo desde el primer momento, cuando el grupo empezó a cantar I Gotta Feeling, una de sus canciones más potentes. El espectáculo continuó con Boom Boom Pow en medio de una estética futurista. El guitarrista Slash apareció tocando las primeras notas de Sweet Child O’Mine, la canción de Guns N’ Roses, versionada en este caso por Fergie. La banda mantuvo en alto el show con Pump It y Let’s Get It Started y, sin parar de bailar, salió a la pista Usher. Bueno, bajó del cielo para interpretar OMG junto a Will.i.am. El nivel estaba alto pero todavía quedaban por escuchar Where Is The Love? y The Time, con la que se puso fin a un espectáculo que a muchos se les quedó grabado.

Bruce Springsteen y la E Street Band – 2009

La Super Bowl número 43 contó en el Raymond James Stadium de Tampa con el mismísimo Bruce Springsteen. ‘The Boss’ se rodeó en 2009 de humo y luces y se dejó acompañar por la E Street Band para repasar sobre el escenario algunas de las canciones que le han convertido en una de las grandes leyendas de la música internacional. Con temas como Tenth Avenue Freeze-Out, Born to Run, Working on a Dream o Glory Days se metió al público en el bolsillo y parece que el veterano artista de Nueva Jersey se lo estaba pasando bien porque se alargó tanto su actuación que el árbitro del partido le tuvo que pedir que abreviara y abandonara el escenario. Claro, por si se nos olvida en estos casos, tenía que disputarse una final de la NFL. ¡Pero que no falte el rock and roll!

Prince – 2007

El Dolphins Stadium de Miami acogió en 2007 una de las actuaciones más locas que se recuerdan de la Super Bowl. Sobre el escenario, vestido con un traje celeste, Prince comenzó su espectáculo con Let’s Go Crazy y, cuando ya tenía a sus fans de su lado, continuó con otros éxitos y versiones como Baby I’m a Star, Proud Mary, All Along the Watchtower, Best of You o We Will Rock You. Pero cuando llegó el punto álgido fue con su última canción, Purple Rain, cuya puesta en escena fue un auténtico espectáculo en sí misma.

The Rolling Stones – 2006

¿Te imaginas a los Rolling Stones en la final de la Super Bowl? ¡No fue un sueño! En 2006 ‘Sus Satánicas Majestades’ se subieron al escenario del estadio Ford Field de Detroit, convertido en su logotipo identificativo, esa boca con la lengua fuera. Comenzaron con Start Me Up y, como dos años antes ya se había liado con un pecho que ‘se soltó’ en directo (calma, ahora lo recordaremos también), el desfase de cinco segundos en la emisión permitió a los organizadores censurar una palabra de contenido sexual. Y no fue la única canción que sufrió algún ‘recorte’, también ocurrió con Rough Justice. Así que los fans de Mick Jagger y compañía sólo pudieron escuchar completa por televisión la canción (I Can’t Get No) Satisfaction, que sirvió para poner punto y final a una actuación que, a pesar de todo, revolucionó al público presente en el estadio

Paul McCartney – 2005

Paul McCartney también tuvo su día de gloria sobre el Reliant Stadium de Jacksonville (Florida) en 2005. El ex de los Beatles interpretó cuatro canciones en el punto central de una equis en cuyos extremos se situaban sus músicos. Alrededor, un público que esperaba esta actuación con ansia, aunque sabiendo que iba a haber bastante menos polémica que en la edición anterior. El show comenzó con Drive my car, siguió con Get back y con Live and let die y concluyó con la mítica Hey Jude al piano.

Janet Jackson -2004

En la edición de 2004 de la Super Bowl, disputada en el Reliant Stadium de Houston, fueron varios los artistas que se subieron al escenario: Jessica Simpson, P. Diddy, Nelly, Kid Rock… Pero la reina de aquella noche fue Janet Jackson. All for you y Rhythm Nation fueron las canciones que ella interpretó sobre el escenario con una puesta en escena espectacular. Pero entonces llegó el momento polémico de la actuación y el más polémico de una final de la NFL. Junto a ella se subió a actuar un Justin Timberlake que por entonces empezaba a triunfar como cantante y, como colofón a Rock Your Body, la canción con la que se dio por concluido el show, el cantante de Memphis arrancó parte de la ropa de Janet Jackson, dejando al descubierto uno de sus pechos. ¿Pactado? ¿Improvisado? Años después él ha pedido disculpas a la artista por aprovecharse de aquel gesto para hacerse notar. Pero, en cualquier caso, esa imagen es una de las más representativas de los espectáculos del medio tiempo de la Super Bowl en toda su historia.

U2 – 2002

En el año 2002, en la edición XXXVI de la Super Bowl, el estadio Louisiana Superdome de Nueva Orleans fue testigo de una de las actuaciones más memorables de la historia de la NFL, la de U2. Aquel año, el show se convirtió en un homenaje a las víctimas del atentado en las Torres Gemelas del 11-S. La banda irlandesa comenzó su espectáculo con Beautiful day. El público estaba tan metido en la actuación que sus cánticos se escuchaban casi tanto como la voz de Bono. Acto seguido llegó MLK, mientras tras el escenario se proyectaban los nombres de todas y cada una de las personas que fallecieron en el atentado del Wall Street Center.Y el fin de fiesta llegó con Where the Streets Have No Name, durante el cual el vocalista del grupo mostró el interior de su chaqueta, con la bandera de Estados Unidos, un guiño a esa sociedad estadounidense que no hacía mucho había sufrido el que quizá sea el golpe más duro sufrido en su historia moderna.

Aerosmith y ‘N Sync – 2001

Aerosmith y ‘N Sync, los reyes del pop-rock del momento, se repartieron el protagonismo en la final de la Super Bowl de 2001, disputada en el Raymond James Stadium de Tampa (Florida). También actuaron Mary J. Blige y Nelly para poner el cierre al espectáculo, al que también se sumó la mismísima Britney Spears, para cantar Walk This Way. El ‘fenómeno fan’ pudo más que el puro espectáculo que, pese a serlo, ha ido mejorando mucho con el paso de los años. Entonces fue casi apoteósico ver a todos aquellos artistas al mismo tiempo sobre el mismo escenario. Y, por si no te has fijado en el vídeo, por allí estaba ya un Justin Timberlake que luego le cogió el gustillo a actuar en la final de la NFL.

Michael Jackson – 1993

Podríamos enumerar a muchos otros artistas que pasaron sobre el escenario de la Super Bowl a lo largo de los años noventa pero hay que remontarse a 1993 para encontrar otra de las actuaciones que quedaron grabadas en la memoria colectiva. Michael Jackson, acompañado por 3.500 niños locales, montó su show en el Rose Bowl de Pasadena (California) para interpretar cinco de los grandes éxitos de su carrera. Escuchamos primero las notas de Thriller, pero era sólo el arranque para dar paso a Jam, cargada de efectos especiales que ‘transportaron’ al artista de un lado a otro del campo. Billie Jean y Black or White fueron otros de los temas que interpretó el ‘rey del pop’ antes de que cientos de niños le hicieran los coros para poner la piel de gallina con We Are the World. El show se cerró con Heal the World.

Phil Collins, Christina Aguilera, Gloria Estefan, Stevie Wonder, James Brown, Diana Ross o Mickey Rooney han sido otros de los grandes artistas que se han montado la fiesta en alguna final de la Super Bowl. En 2021 se especuló con que Rosalía podría acompañar a The Weeknd en su espectáculo en la final LV de la NFL, pero finalmente no fue así y, hasta el momento, el único cantante español que ha formado parte de este show planetario ha sido Enrique Iglesias, que en el año 200 cantó junto a Christina Aguilera Celebrate the Future Hand in Hand en el Georgia Dome de Atlanta.

Dejar respuesta