Mask Singer se convirtió en toda una revelación televisiva y nos permitió disfrutar de actuaciones musicales con mucho morbo. Más que por saber si nuestros famosos son capaces de afinar -que también-, porque tratar de adivinar quién había dentro del disfraz era un juego de lo más divertido. Recordamos las mejores actuaciones de la primera edición del concurso de Antena 3.

Si por mi fuera, de Beret – Georgina Rodríguez

La primera actuación sonada de Mask Singer fue la del León. Nadie se esperaba que Georgina Rodríguez, la mismísima pareja de Cristiano Ronaldo, se escondiera debajo de esa larga melena dorada y de esa voz casi infantil que con dulzura -y algo desafinada, para qué vamos a engañarnos- consiguió despistar al jurado. Lo que no logró fue mantenerse en el concurso, porque fue la primera expulsada. Aunque también es posible que esta canción sea la que más veces hemos escuchado de la primera edición del concurso pese a ser la única que le dio tiempo a interpretar a la modelo.

Relax, de Mika – Fernando Tejero

Lo de Fernando Tejero no es la pronunciación en inglés, quedó claro con este Relax de Mika, pero lo de hacérselo pasar bien al público es otra cosa. Dentro del Monstruo naranja de Mask Singer, el actor disfrutó de su actuación sobre el escenario y, con su ‘falsete’, dio pistas más que suficientes para que los miembros del jurado se aproximaran a descubrir su identidad.

Salta, de Tequila – Toni Cantó

Pese a que lo conocimos como actor, ver a Toni Cantó en su faceta política dislocó de alguna manera la percepción que teníamos de él y, por eso, verlo cantar Salta con ese ritmo y esa vitalidad dentro del Camaleón nos demostró, precisamente, que no ha perdido ese punto camaleónico que requiere todo aquél que se dedica a la interpretación.

Vente pa’ ca’, de Ricky Martin – Máximo Huerta

Máximo Huerta duró algo más en Mask Singer que dirigiendo el ministerio de Cultura. Como cantante no metió la Gamba, pero sí se metió dentro del disfraz para demostrar que tiene cualidades para la canción. Con Vente pa’ ca’, de Ricky Martin, el jurado ya le vio los bigotes, pero él se lo pasó mejor que con una mariscada.

Cadillac solitario, de Loquillo

Terelu Campos aprovechó la versatilidad de su voz para despistar absolutamente al jurado, que llegó a pensar que dentro de Cerdita había un hombre. Con el Cadillac solitario, de Loquillo, dejó a todos descolocados. Pero ésta no fue la única actuación en la que ese timbre de voz despistó por completo a investigadores y público.

personalizado

Superstar, de Jamelia – Cristina Pedroche

Cristina Pedroche sólo nos había dejado escuchar su faceta humorística pero resulta que era capaz de afinar bastante mejor de lo que parecía y se metió dentro del Robot en una actuación especial para cantar Superstar, de Jamelia, con coreografía incluida y con un split final que destapó su identidad.

Cinco sentidos, de Dvicio – Pepe Navarro

Para voces con personalidad y registros inesperados, el de Pepe Navarro. El presentador fue el inesperado personaje famoso que se ocultaba dentro del Pulpo morado que se atrevió con Dvicio y sus Cinco sentidos. La voz nos resultaba a todos conocida y eso que no estaba del todo afinada.

Despacito, de Luis Fonsi – Albano

Para sorpresas, la de Albano, una leyenda de la canción melódica, interpretando este Despacito de Luis Fonsi dentro del disfraz de Girasol. A sus 77 años, el italiano se atrevió con un reggaetón y un movimiento de caderas que dejó a todos atónitos.

El anillo, de Jennifer López – Norma Duval

Una estrella de los escenarios como Norma Duval se enfundó el traje de Unicornio para ponerse en la piel de Jennifer López y cantar uno de sus grandes éxitos recientes. El jurado creía saber quién era pero era difícil imaginar que la vedette se encontrara detrás de la máscara.

Someone like you, de Adele –  Mónica Carrillo

Entre las actuaciones especiales que no entraban en concurso en la primera edición de Mask Singer llamó mucho la atención que Mónica Carrillo, presentadora de las Noticias del fin de semana en Antena 3, se atreviera a meterse dentro de la Mariquita para cantar un tema tan complicado como este Someone like you, de Adele.

Morado, de J Balvin – Jorge Lorenzo

¿Quién nos iba a decir que Jorge Lorenzo iba a tener una voz así? Con Morado, de J Balvin, dejó a todos boquiabiertos y se erigió como uno de los concursantes favoritos del programa. El jurado creyó que el Cuervo era cantante profesional, con ‘pose de ganador’, y en eso sí que no se equivocaban. Aunque él ganaba subido a una moto…

Physical, de Dua Lipa – Pastora Soler

La versión de Physical de Dua Lipa también se escuchó sobre el escenario de Mask Singer. En este caso, tras la máscara del Pavo Real y en la voz de Pastora Soler, que se salió completamente del registro al que nos tiene acostumbrados pero que desplegó las alas haciendo honor a su disfraz con ese torrente vocal que la caracteriza. Ahí el jurado ya se hacía a una idea de quién había debajo de las plumas.

Only girl (in the world), de Rihanna – Genoveva Casanova

Caniche mantuvo despistados hasta el final de la primera edición a todos los miembros del jurado. Mira que les dio pistas sobre su procedencia, pero nadie se imaginaba que fuera Genoveva Casanova la que estaba dentro de esa ‘perrita’. Sobre todo porque desconocíamos su faceta musical y no hay más que ver su actuación de Only girl (in the world), de Rihanna, para darse cuenta de que lo de cantar y lo de bailar se le da de escándalo. ¡Guau!

La llorona, de Ángela Aguilar – Paz Vega

Si Paz Vega se convirtió en la ganadora de la primera edición de Mask Singer fue, además de por preservar su identidad hasta el final, por actuaciones como ésta, en la que hizo de La Llorona un tema colorido, rítmico y con mucho gancho. El público se puso en pie tras verla cantar y bailar y ni Malú, ni Los Javis, ni José Mota tenían ni idea de quién era.

Dejar respuesta