Las películas ‘de pistoleros’ han sido una constante para muchos de nosotros desde nuestra infancia. Cierto es que los indios y los vaqueros no estuvieron ya entre los juguetes favoritos de muchos de nosotros, pero lo cierto es que todo padre que se precie (de la generación de los nuestros, queremos decir), es un auténtico apasionado del cine Western.

Nosotros lo hemos redescubierto, en parte, gracias a series como Westworld o películas como Los Odiosos Ocho o Django Desencadenado. Estas dos últimas, por cierto, están dirigidas nada menos que por Quentin Tarantino, un gran amante de este género que aprovecha la más mínima ocasión para dejárselo claro a los fans de su arte.

El caso es que, nos gusten más o menos, la música de las ‘películas del oeste’ nos ha acompañado durante toda la vida. Es posible que no hayamos visto ni una sola de principio a fin, pero lo más probable es que todas las canciones que hoy os traemos las hayáis escuchado en múltiples ocasiones. De hecho, si queréis pasar un buen rato con vuestros padres, pasadles el post de hoy de Música Instantánea, ¡ya veréis la de batallitas que os cuentan de indios y vaqueros!

Por un puñado de dólares

Uno de los grandes maestros (por no decir el que más) de las bandas sonoras de las películas del Oeste es el genial Ennio Morricone, autor de algunas de las mejores músicas de la historia del cine. El tema principal de Por un puñado de dólares es una de las melodías más reconocibles del cine de este género. La película, dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood, supuso un antes y un después tanto para el director y el actor como para el Western en sí, puesto que sentó las bases de lo que luego sería su subgénero más conocido, el spaghetti western, que no es más que ése que se empezó a crear en Italia y luego en el resto de Europa.

Esta película en concreto fue rodada en España, entre Hoyo de Manzanares (Madrid) y el Parque natural del Cabo de Gata-Níjar (Almería). ¡Qué sería del desierto de Tabernas y del parque temático Mini Hollywood sin este filme! Y seguro que te suena la música, porque no nos creemos que no la hayas escuchado alguna vez.

El bueno, el feo y el malo

Podemos incluso creernos que la música de la película anterior no te sonara demasiado si no eres un gran fan del Western, pero es imposible que no hayas escuchado mil veces la canción principal de El bueno, el feo y el malo, otra película de Sergio Leone con banda sonora a cargo de Ennio Morricone. ¿No te pone los vellos de punta esa mezcla de sonidos que van desde la armónica a las trompetas y los tambores? ¡Es una obra de arte! En cuanto a la película, en realidad se trata de lo que se conoce como la ‘trilogía del dólar’, que conformaban las películas de Por un puñado de dólares, Por un puñado de dólares más y ésta de El bueno, el feo y el malo. Y, sinceramente, Morricone se superaba en casa una de ellas.

personalizado

Le llamaban Trinidad

Una cosa muy característica de las películas del Oeste es lo de silbar y eso es muy identificativo de la banda sonora de Le llamaban Trinidad, una de las películas más importantes del spaghetti western, dirigida por Enzo Barboni. En este caso, la banda sonora instrumental está compuesta por Franco Micalizzi, y no nos digas que no te suena aunque sea la imagen de Bud Spencer y Terence Hill como pistoleros hermanos y rivales que acaban uniendo fuerzas para luchar contra un enemigo común. Este filme fue el que les dio la fama internacional, aunque ya llevaban tiempo trabajando juntos. Esta parodia del género, con las peleas a puñetazos de este cómico dúo, fue una reinvención con muy buena acogida entre el público e incluso llegó a tener una secuela: Le seguían llamando Trinidad.

Django desencadenado

Os hablábamos al principio de Django desencadenado como una de las películas del cine reciente mejor valoradas del Western actual. Quentin Tarantino cuenta aquí la historia de un esclavo que se une a un cazador de recompensas para intentar encontrar a uno de los criminales más sangrientos del sur de Estados Unidos, con el objetivo de terminar reuniéndose con su esposa. Ennio Morricone participó en la creación de la banda sonora de este filme en 2012 pero la manera en la que el director colocó las canciones en la historia no le gustó demasiado y rompió con él. Dijo que no quería volver a trabajar al lado del cineasta por su “incoherencia” y eso que ya antes había trabajado con él en otras de sus películas de mayor éxito: Malditos bastardos y Kill Bill. A Morricone le molestó que no le diera apenas tiempo para componer la música y que acabó utilizando la de otra canción ya escrita por impaciente, para luego asignar las canciones en un orden que no era el que había pensado el compositor. Debe ser caótico trabajar con Tarantino, sí…

Sin perdón

Clint Eastwood dirigió en 1992 otra de las películas más conocidas de la historia del Western con una de las bandas sonoras más populares. Hablamos en este caso de Sin perdón, la historia de un viejo pistolero, su ex compañero y un joven muy rápido que se dedican a cazar recompensas. La música de esta película está compuesta por Lennie Niehaus, aunque en este caso pasó sin pena ni gloria en su momento porque, pese a sus nueve nominaciones al Oscar y sus cuatro premios, la banda sonora no obtuvo ningún reconocimiento en forma de galardón. Y, sin embargo, es hoy en día una de las músicas más representativas del western crepuscular.

Nos dejamos muchas bandas sonoras y canciones del Western en el tintero, pero seguro que vosotros recordáis más de una y de dos que podrían formar parte de este post e incluso de otro más adelante. Os invitamos a dejar vuestras sugerencias y a seguir disfrutando de estas obras de arte del cine y de la música. ¡Viva las pelis del Oeste!

Dejar respuesta