Bohemian Rhapsody no es sólo el biopic de Freddie Mercury, también es un homenaje a las mejores canciones de Queen. Su banda sonora -compuesta por 23 temas- nos demuestra que conocemos más sobre la música de la banda británica de lo que pensábamos. Y, para los muy fans, es una deliciosa manera de disfrutar de sus grandes éxitos.

Obviamente, la banda sonora de la película protagonizada por Rami Malek no es original, pues consiste en una selección de los temas más populares de uno de los grupos de rock más aclamados de la historia.

Esta película es un regalo a los fans de Queen, no sólo por ser una historia apasionante y tener una interpretación principal magistral (se llevó el Oscar al mejor actor en 2019), sino también porque es un nostálgico repaso a las canciones más legendarias de la banda.

En este post vamos a repasar las mejores canciones de Bohemian Rhapsody. ¡Ponte cómodo y disfruta!

Bohemian Rhapsody

La canción que da nombre a la película, Bohemian Rhapsody, alcanzó su máximo esplendor en el mítico concierto Live Aid de 1985 en el estadio londinense de Wembley.

Como curiosidad, esa escena en la que Mercury enamora a un público entregado de 72.000 personas se grabó en una zona despoblada a las afueras de Londres y luego se recreó la imagen original gracias a la tecnología.

personalizado

Si nos centramos en lo musical, aquel concierto fue determinante para Queen en la historia. Estuvieron 21 minutos sobre el escenario en un espectáculo benéfico con otros artistas y salieron triunfantes.

Radio Ga Ga

Otra de las canciones que Queen interpretó en aquel legendario concierto en Wembley fue Radio Ga Ga, un tema escrito por el baterista Roger Taylor y que salió al mercado en 1984.

Fue todo un éxito mundial y alcanzó el número uno de ventas en casi una veintena de países.

En su videoclip se utilizan imágenes de una película muda clásica: Metropolis, de 1927.

We Will Rock You

El guitarrista Brian May compuso uno de los temas más conocidos de Queen: We Will Rock You.

Esta canción -una de las mejores de la historia según la revista Rolling Stone- marca su ritmo con las palmadas y el bombo y se caracteriza también por su solo de guitarra.

Su videoclip original se grabó en el patio de la casa de Roger Taylor.

Esta canción, por ese efecto de las palmas multitudinarias, está muy vinculada a las competiciones deportivas y un buen ejemplo de ello es que fue interpretada en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Jessie J acompañó a los integrantes actuales de Queen.

We Are the Champions

Otra de las canciones de Queen vinculadas al deporte es We Are the Champions, el himno de los campeones por excelencia.

Esta balada fue compuesta por Freddie Mercury y se convirtió en una de las más conocidas de la banda.

El objetivo de Queen con este tema era que en sus conciertos el público se uniera. De hecho, en el concierto Live Aid de Wembley de 1985 obtuvo el resultado esperado, dejando uno de los momentos más célebres de la historia de la música.

Don’t Stop Me Now

Don’t Stop Me Now es una canción de Queen que en principio no obtuvo el reconocimiento esperado pero que poco a poco se fue abriendo un hueco entre las más conocidas del grupo.

Se han hecho numerosas versiones y se ha utilizado en innumerables anuncios de publicidad.

Una curiosidad sobre este tema: hay un ranking de la BBC en el que los espectadores lo eligieron como mejor canción para conducir.

Somebody To Love

En la canción Somebody To Love aparece la voz de Freddie Mercury con un aire gospel y una melodía con toques de rock y balada. El juego de voces es una de las características que la convirtieron en uno de los temas más famosos de Queen.

Era una de las canciones más demandadas en sus conciertos y alcanzó su culmen cuando la banda la interpretó en el escenario del Rock in Río en 1985, ante 320.000 personas.

I Want To Break Free

El bajista John Deacon compuso I Want To Break Free y, además de por la música, es una de las canciones más célebres de la banda por su videoclip, en el que los miembros del grupo aparecen disfrazados de mujeres, parodiando una famosa telenovela británica de la época. En la película también se refleja esta escena de todos los componentes de Queen a lo ‘drag queen’.

Hay tres versiones de esta canción y la extendida dura más de siete minutos.

El tema tuvo un gran éxito en todo el mundo y se convirtió en un himno en Sudáfrica cuando Nelson Mandela estuvo en la cárcel en los años 80 (I Want To Break Free significa Quiero ser libre).

The Show Must Go On

The Show Must Go On es la canción que cierra la banda sonora de Bohemian Rapsody. Este tema fue escrito por Brian May para Freddie Mercury cuando éste se encontraba en sus últimos meses de vida, pues ya sufría la enfermedad del VIH.

‘El espectáculo debe continuar’ es un título que desató los rumores sobre el estado de salud del cantante, por eso es una de las más emotivas de Queen.

Salió al mercado en 1991, seis semanas antes de la muerte de Mercury, por lo que éste sólo grabó la voz principal sin edición y sus compañeros hicieron los arreglos aparte para que no tuviera que estar mucho tiempo en el estudio.

Como ves en la película, todo lo que rodea a Freddie Mercury y Queen adquirió la categoría de mítico por las genialidades que el cantante y la banda lograron con su innovadora manera de entender la música. Y, como has comprobado en esta selección de canciones, el público siempre tenía implicación en el éxito de sus temas.

Aquí te hemos hablado de algunas de las mejores canciones de Bohemian Rapsody, pero tienes una lista de Spotify para poder escucharlas todas sin parar.

Dejar respuesta