Telecinco sorprendió con la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva‘, una especie de memorias liberadoras en las que Rocío Carrasco trasladó un duro testimonio vital a la audiencia para dar a entender sus complicadas relaciones familiares. Dado el éxito de su primera entrega, Mediaset decidió ampliar la emisión de la entrevista y dividir en trece capítulos ese programa que tanto dio de qué hablar. A cada uno de esos episodios le dio un título y todos ellos son nombres de canciones de su madre, Rocío Jurado. Aprovechamos para repasar la música de ‘la más grande’, sus canciones para el recuerdo con mensaje escondido.

Como las alas al viento

Como las alas al viento es la canción que dio nombre al disco de la artista de Chipiona publicado en 1993 y, aunque por su título puede que no lo conozcas demasiado, en cuanto escuches su estribillo te darás cuenta de que es una de las canciones más conocidas de Rocío Jurado. ‘Ayúdame’ no es más que una oración con fe y una petición de auxilio para tener la fuerza para afrontar lo que venga en la vida. Quién le iba a decir que tendría que afrontar años después un duro cáncer que terminó con su vida cuando sólo tenía 66 años.

Como una ola

Pablo Herrero y José Luis Armenteros son los compositores de Como una ola, una de las canciones más conocidas de la historia de la música española, una de las grandes señas de identidad de Rocío Jurado. Esta balada romántica narra una historia de amor desgarrador pero no correspondido. En el año 1982 alcanzó el número uno de Los 40 Principales y años después ha sido versionada por otros artistas como Rosa López, Roko o Los Panchos.

Se nos rompió el amor

Otra de las canciones más desgarradoras de la trayectoria de Rocío Jurado es Se nos rompió el amor, un tema compuesto por Manuel Alejandro en 1985. Fue incluido en el álbum Paloma Brava y es una de las canciones más famosas de la artista gaditana. Fue número uno en ventas en España y en otros países de Latinoamérica y posteriormente ha sido versionado por numerosos cantantes como Malú.

Ese hombre

Ese hombre es una canción con un ritmo totalmente diferente al de los temas anteriores. Sí coincide en que fue escrito por Manuel Alejandro y en él una mujer ajusta cuentas con un amor que no se ha portado demasiado bien durante la relación. Hubo quien dijo que esta canción estaba dedicada a Pedro Carrasco, padre de su hija Rociíto y su primer marido, además del posterior marido de Raquel Mosquera y boxeador de profesión. Rumorología aparte, lo cierto es que ésta es otra de las canciones más populares de la de Chipiona, versionada después por Alaska, entre otros.

Muera el amor

‘La más grande’ se especializó en canciones de amor con mucha fuerza. O de desamor, de ésas que empoderan a una mujer que toma las riendas de su destino y no se ata a ningún hombre. La canción Muera el amor fue publicada en 1981 dentro del álbum Como una ola. Es una de las canciones que mejor definen lo que era Rocío Jurado como artista, un portento de voz que pocas artistas españolas han podido igualar.

personalizado

A que no te vas

A que no te vas es una canción de 1976 en la que Rocío Jurado desafía a su amado a marcharse y dejar atrás una relación con una mujer que se da valor y que es apasionada y valiente. Una década después, el mismísimo Raphael hizo su particular versión -desde el punto de vista contrario- de este tema y, en ambas ocasiones, fue un auténtico éxito porque, con dos estilos muy distintos y muy bien definidos, dos de los mejores artistas de la música española pusieron su voz a esta canción.

Quién te crees tú

A la Jurado se le daba de miedo lo de plantar cara a los hombres en sus canciones. Y uno de los temas en los que saca su orgullo y su divismo es Quién te crees tú, en el que le dice las cosas bien claras a un amante. Es una canción bastante moderna en cuanto a su letra para haber sido publicada en 1987, incluida en su álbum ¿Dónde está el amor?.

Algo se me fue contigo

En uno de sus discos más famosos, Señora, publicado en 1979, Rocío Jurado interpretó otra de sus canciones más conocidas pero que nada tenían que ver con el amor o el desamor por un hombre. En Algo se me fue contigo se dirige a esa madre fallecida que deja un vacío irreemplazable en la vida de las personas, narrando con desgarro ese vínculo que se rompe cuando muere esa persona de tanta importancia.

Tengo miedo

Tengo miedo es una canción que le valió a Rocío Jurado uno de sus principales reconocimientos profesionales. El tema se coló entre las listas de éxitos de la canción española y, por él, Radio Nacional de España le concedió el premio como mejor intérprete y, además, el reconocimiento como la andaluza más popular del año. Es una copla de 1969.

Todo se derrumbó dentro de mí

Otra de las canciones más duras de la artista gaditana es Todo se derrumbó dentro de mí, un tema incluido en el año 1991 en su disco Sevilla. Es, de nuevo, una canción de desamor, que relata los sentimientos que se experimentan cuando una relación se termina. Además, otra vez la Jurado demuestra por qué fue considerada como ‘la más grande’. ¡Esa voz incomparable!

Vibro

Rocío Jurado era muy de cantarle al amor y al desamor, pero también era mucho de hablar de pasiones, que un poco de alegría para el cuerpo no le viene mal a nadie. Y Vibro, una canción de 1985 incluida en su disco Paloma brava, era toda una declaración de intenciones.

Dejándonos la piel

Dejándonos la piel es una de sus canciones más míticas porque compartió micrófono con la mismísima Lola Flores, otra de las grandes artistas de la música española. Años más tarde, volvió a interpretar este tema en un dueto, pero esta vez con Lolita.

Punto de partida

Punto de partida es un tema de 1989 que da nombre al disco que Rocío Jurado lanzó en esa fecha. Esta canción le permitió de nuevo hacer un derroche de voz. Años después, cantó sobre el escenario esta canción con otra de las grandes voces femeninas de la canción española, Mónica Naranjo, en una versión muy rockera. Es uno de los grandes temazos de la de Chipiona.

Dejar respuesta